La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Manipulación de la memoria (colectiva) urbana

por suju — Jueves, 9 de junio de 2011

Una de las cosas que intentamos dejar claras cuando hablamos sobre Holanda, ya sea sobre su arquitectura o urbanismo, es la importancia de mantener una mirada crítica sobre lo que se está leyendo o estudiando. Y esto no es sólo aplicable a este país sino a todos aquellos proyectos “referentes” con los que nos cruzamos. No nos cansamos de repetir lo importante que es tener un conocimiento mínimo del contexto en el que se encuentra el proyecto en cuestión, de por qué se está presentando de la forma en que se hace y, sobre todo, no dejar de cuestionarnos si lo que creemos saber es así. Muchas veces nos encontramos con intervenciones urbanísticas o proyectos de arquitectura que se publican incesantemente y cuyos análisis o críticas contienen “errores” que son absorbidos como si fueran hechos. Pero lo más preocupante es que a veces esos “errores” son cometidos conscientemente para ser luego repetidos incesantemente hasta hacer de ellos “una realidad”.

Nos encontramos con que tanto en Holanda como fuera de ella, las ciudades en su “guerra” del marketing no sólo hacen uso de la arquitectura y el urbanismo y los parques de atracciones (para arquitectos y urbanistas) que surjen en torno a ellos sino que modifican la memoria colectiva para dar a esos cambios un significado y una aceptación social tanto a nivel local como internacional que de otra manera dificilmente serían logrados.

Para aclarar sobre qué estamos hablando hemos traducido un artículo que salió el año pasado en la revista holandesa de urbanismo y ordenamiento  territorial S+RO (Stedenbouw en Ruimtelijk Ordening, 05 2010). En ella Wouter Vanstiphout publicaba un artículo realmente significativo a la hora de evaluar cuan real son algunas imágenes de la memoria colectiva (internacional) dentro del mundo de la arquitectura y el urbanismo.
Este artículo deshace el mito de que el centro de Róterdam haya sido destruido en su totalidad durante la segunda guerra mundial por un ataque aereo alemán, tras el que fué necesaria su reconstrucción. La crítica de Wouter van Stiphout se centra en la mitificación de la que es culpable en este caso la ciudad de Róterdam para elevar la misma a un rango superior y justificar de esta manera las acciones tomadas en ella que de otra manera (y en cualquier otra ciudad) hubieran sido fuertemente criticadas.

Curiosamente después de su publicación no se ha oido nada más sobre el tema, no ha surgido ningúna discusión sobre el significado de estas acciones, sus objetivos y/o repercusiones.

Estamos seguros de que muchos de nosotros conocemos otras ciudades en las que la memoria colectiva está siendo igualmente distorsionada para lograr sus objetivos de marketing o modificar acciones indeseadas. Esperamos que el artículo de aquí abajo dé que pensar y hacernos más críticos a la hora de absorber datos sin cuestionárnoslos.

Mentalidad reconstructora
(Wouter Vanstiphout, S+RO 05 2010)

El bombardeo de Róterdam, 14 de mayo 1940, llevó al mito sobre la gran resurección que tanto necesitaba la Holanda de posguerra. Todavía se disfrazan muchos grandes proyectos en el centro de la ciudad bajo el eslogan de “Aquí late el Nuevo Corazón de Róterdam”, aunque se trate de proyectos para lo que ha sido necesario derribar un edificio construido en 1960. Hace dos años, el mismo 14 de mayo, se marcaba la zona de alcance del incendio en la ciudad con ayuda de grandes focos luminosos, proyectándola en las nubes sobre la ciudad.A continuación se repitió esa misma linea entre las edificaciones del siglo XIX y las de posgurra por medio de una serie de bombillas que la dibujaban en el suelo.

Conmemoración del bombardeo Róterdam 1940-2007

Actualmente es de nuevo, el borde de la zona incendiada, objeto de un estudio detallado por parte del funcionario Koos Hage y el historiador urbano Paul van der Laan, quienes están documentando 30 edificios anteriores a la guerra de este borde, remarcándolos como históricamente importantes por estar ubicados donde están.
De la misma forma el bombardeo es objeto de un proyecto histórico que forma parte del citybranding, con Róterdam jugando el papel de víctima que con un heróico ademán reconstruyó su centro destuido.

Lo que parecen haber olvidado es que el derribo de miles de edificios fue realmente una decisión tomada por los responsables holandeses de la reconstrucción de la ciudad, en lugar de ser la consecuencia inevitable del bombardeo.
El bombardeo llegó en el momento en que los urbanistas de Róterdam ya habían derribado grandes partes del casco antiguo para sustituirlas por enormes edificios y grandes boulevares. Las obras permanentes que sufre la ciudad ya eran realidad antes de la guerra. En realidad se puede decir que para los dirigentes de la ciudad, los urbanistas y en gran medida los arquitectos, el bombardeo fué una liberación. La desaparición del casco antiguo fué en gran parte una decisión local, pero es recordada como una catástrofe biblíca.

Róterdam 1940 con escombros

Róterdam 1940 sin "escombros"

Todavía hoy se usa el bombardeo como argumento para justificar las obras permanentes a las que está condenada la ciudad y el traslado continuo de susfuncionarios e instituciones culturales para dar sentido a los nuevos (y grandes) desarrollos.
El Citybranding tiene que ser consecuente y “uplifting”, por eso el bombardeo que costó la vida a 800 personas en Róterdam no se compara casi nunca con el bombardo de ciudades inglesas y alemanas como Hamburg, Dresden o Darmstad, donde hubo 45.000, 25.000 y 12.300 víctimas respectivamente. Lo más inquietante de esta conmemoración que cada vez se deja oir más es el papel mínimo que juega la persecución judía en la misma.
Antes de la guerra vivían 13.000 judíos en Róterdam, después de ella 300. Frente a los grandes monumentos a la Ciudad Destruida, las Víctimas Marítimas (1) y a la Resistencia, las víctimas judías son prácticamente invisibles. Mientras que cada edificio al borde de la zona de desastre es visto como “lieu de mémoire”, fué necesaria una iniciativa ciudadana para poder mantener al menos un pequeño muro como recuerdo de la que fuera la nave industrial nr 24, lugar desde la que los judíos fueron deportados y que en los años ’70 se decidió que tenía que ser derribada.

El monumento “oficial” a los judíos , fué a parar después de dar vueltas por diversas ubicaciones indeseadas en los jardines interiores del ayuntamiento, invisible y desconocido para la mayor parte de los rotterdameses. También se derribaron en los años ’80 el orfanato y el geriátrico judíos, lo cuales habían sido vaciados en 1942. Del geriátrico sólo resta la puerta de entrada en el Schietbanlaan, resguardada tras una valla de aluminio que da acceso a unos bancos y una placa conmemorativa. Frente al monumental phatos con el que el bombardeo es explotado, es vergonzosa la poca incidencia que tiene la persecución judía en las calles de Róterdam.

En muchos países europeos, e incluso en Israél, se le dió muy poca importancia a la conmemoración del genocidio judío durante las primeras décadas después de la segunda guerra mundial. A ambos lados de la cortina de acero surgieron numerosos monumentos a la resistencia y los soldados fallecidos, pero apenas sí a los de víctimas judías de los campos de concentración. El recuerdo del Holocausto no formaba parte de la esfera tecnocrática colectiva de la reconstrucción de posguerra, y sólo comenzó a tomar forma desde los años ’60. El incluir la muerte de los judíos en la memoria de la guerra fué un signo de emancipación y desarrollo cultural.

No puedo sino ver una relación entre la mentalidad anacrónica de la reconstrucción de posguerra que caracteriza el derribo y construcción continua de Róterdam y la manera de la que esta ciudad conmemora su pasado.
(1) Conmemoración a las víctimas de las guerras marítimas cuando Holanda era una gran potencia mercantil (siglo de oro holandés)

Susana Aparicio Lardiés & Juan Alonso (SUJU Architectuur, Amsterdam, Holanda)

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 4,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , ,

8 comentarios a “Manipulación de la memoria (colectiva) urbana”

  1. FRANCISCO PARDO TELLEZ dice:

    Leyendas Urbanas, que se repiten y se distorsionan más en cada versión son comunes en todos los lugares y familias para dar un mejor contexto.
    Bogotá, Colombia, no escapa a estas manipulaciones.. nací mucho después del 9 de abril de 1948, día donde tras el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán se presentaron reacciones violentas, con la asonada vinieron incendios y destrucciones del centro histórico de la ciudad, la presencia de francotiradores que atacaban al Palacio Presidencial y asesinaban a los transeúntes, saqueos, caos hicieron que el “Bogotazo” fuera un referente de la ciudad del antes y la del después del 9 de abril.
    La figura mundial de Le Corbusier fue impuesta como el Mesias salvador de la nueva ciudad, de la que solo hizo una propuesta de ordenamiento o Plan Maestro que no se aplico, pero aún hoy se le atribuyen obras y proyectos que nunca hizo, despreciando en cambio trabajos de desarrollo urbanistico liderados por el austriaco Karl Brunner, que influyo no solo a Bogotá, también lo hizo en muchas ciudades en Panamá, Chile y en su tierra natal (1)
    Bogotá, pese a su triste realidad actual (caos y corrupción) sigue siendo referente de la transformación urbana que genero el Sistema TransMilenio y su gestor el ex-Alcalde Enrique Peñalosa sigue haciendo asesorías y dictando conferencias a nivel mundial, que cauto coloca un velo de silencio a los últimos 4 años donde la ciudad se opacó y destrozó con la Administración de un Alcalde, que no vale la pena mencionar, que deja hoy tras su suspensión y la cárcel para su hermano intermediario de coimas y favores,un reto para los nuevos tiempos y una excusa para convertirse sin llamas en una nueva ave Fenix.

    (1)http://www.facebook.com/note.php?note_id=10150198753325357

  2. Brijuni dice:

    Qué gran estrategia y qué hipocresía. Lamento comprobar cómo se tergiversa la historia en favor del turismo o se disfraza la verdad para dar pena y reclamar simpatías. Muy interesante.

  3. suju dice:

    Pacho, exactamente, y no sólo las leyendas urbanas, la historia de paises enteros es modificada al gusto del “consumidor”.

    Hemos traducido este artículo de Vanstiphout porque nos parece que en la época actual resulta extremadamente revelador, aún más cuando el “copia y pega” está a la orden del día sin que a veces lleguemos a tener tiempo de comprobar lo que estamos poniendo en “el muro de FB”, “retwitteando” o enviando por correo electrónico. Crear una leyenda urbana es lo más facil del mundo hoy en día.
    Incluso este artículo podría ser una de ellas, lo que queremos decir es que hay que ser crítico incluso con los comentarios críticos que se leen.

    Lo curioso es que buscando datos para verificarlo nos encontramos incluso con la presentación de un niño para la escuela que nombraba la destrucción del centro con 800 muertos, pero nadie se plantea compararlo con otras ciudades, como las nombradas en este artículo.

    Brijuni, como dice Pacho, desgraciadamente este tipo de cosas no sólo sucede en Róterdam.

    Un saludo y gracias por los comentarios.

  4. Rosa E. dice:

    Hola SUJU!
    gracias por el post y por traer el tema al debate. Aqui en Quito nos comen el cuento todo el tiempo, los mitos del desarrollo pueden ser desastrosos, pero a veces podrian ser tan positivos!
    En algunos casos admiro profundamente la capacidad de reinventarse a si mismos, de no temer el cambio o la transformación y de asumir o aprovechar el momento histórico.Eso fue lo que yo senti cuando estuve en Rotterdam, aunque si pense en el costo social de una guerra.
    En el fondo me encantaria poder crear un fuerte mito urbano que nos ayude a crear las ciudades sustentables que soñamos. ;)
    un abrazo, Rosa.

  5. Valeriano Cárdenas dice:

    El pasado se fabrica desde el presente, elaborando memorias e identidades colectivas, en Rotterdam y en todo el mundo… de hecho se hace desde muy antiguo para pasar de la historia a la leyenda (urbanas o no), lo que ahora hacemos en pos del consumo antes se ha hecho para crear sentimientos nacionales…

    Muy interesante la entrada y la reflexión acerca del espacio virtual, las nuevas formas de gestión de la información y el escaso valor que le damos a la veracidad de las mismas. Nuestras felicitaciones por el post.

  6. sandra contreras dice:

    Es interesante este post para reflexionar acerca de la intencionalidad polìtica del olvido, cuya construcciòn comienza con la destrucciòn de la memoria. Pero no solo de las edificaciones sino tambièn de otros elementos que forman parte de la memoria colectiva, como los mitos y leyendas.
    Recientemente vi un video de la “roca abuela” cuyo valor mìtico y cultural es invalorable en los pueblos primitivos del amazonas venezolano como fuente de energìa y creaciòn, fue trasladada a un parque aleman por un supuesto filantropo que querìa divulgar la cultura aborigen de los pueblos latinoamericanos.
    Desde hace 12 años se lucha porque sea devuelta.

  7. jaime gracia dice:

    El manejo de la memoria es selectiva,buenos y malos momentos,personales y sociales,creo que queremos inventar ciudades cada fin de semana modificandolas,pero asi como el cuerpo humano solo se modifica con el tiempo,las ciudades tambien.Querriamos vivir mil vidas en el plazo de una y asi es dificil apreciar una;es dificil decantar y profundizar la vida y hacerlo es la calidad de vida cacareada.Si, es cierto,todo cambia,pero cuidado con la velocidad y nuestra capacidad de asimilacion.El cambio es inevitable,pero,propiciarlo requiere que vayamos a nuestra velocidad no inducida por los cambios incontrolados exteriores al ser humano.La ciudad es para vivir juntos la experiencia de la vida colectiva y personal,cada uno tiene diferentes maneras de manejar los cambios,ej. la tradicion es un freno al cambio,a veces positivo y luego se convierte en un obstaculo al fluir de la vida.El equilibrio nunca ha sido faci,pero es necesario.Sigamos intentandolo.

  8. jaime gracia dice:

    Ya no sabemos con certeza en que mundo vivimos, en el real o el construido desde la informacion virtual.La historia a nuestra medida,seleccionada y modificada…propagandizada,cual es la verdad del relato y memoria historica,pues, de los ganadores,por ejemplo,del poder politico y economico.Lapsus y elecciones convenientes.Es un mundo mentiroso y cinico que ya no soporta el peso de la verdad con sus despropositos de dominacion.La ciudad y sus ciudadanos sufren a diario tanta manipulacion y confusion en la pregonada informacion de medios que sienten que el territorio es lo unico que les podria anclar a su realidad,a su cotidianidad,haciendola real y verdadera, no una ficcion inventada.

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía