La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


¿Qué sucede con un edificio cuando llega al fin de su vida funcional? por Marcelino Vazquez

por Abierto_ Ciudad Viva — Lunes, 11 de julio de 2011

Proyectalab. Almacén de Renfe ahora centro cultural. Benicassim, España.

¿Qué sucede con un edificio cuando llega al fin de su vida funcional? ¿Qué pasa con un espacio que es abandonado porque su uso es obsoleto? ¡¿Qué sucede con los edificios abandonados?!

Durante el proceso de creación de un edificio se estudia cómo sería el edificio cuando esté en funcionamiento y pocas veces pensamos en su adaptabilidad ante nuevos usos, quedando entonces edificios especializados incapaces de adaptarse a los nuevos usos; edificios abandonados aún con una larga vida estructural, ocupando espacios que demanda la ciudadanía.

Al pasar por las calles de nuestra ciudad y de muchas otras seguramente, más de alguna vez hemos topado con enormes estructuras abandonados, edificios que fueron habitados en algún tiempo pero que ahora, han sido desocupados porque su uso ya no es rentable, porque la empresa se ha ido o las actividades que sucedían al interior se han terminado. Espacios que ahora son sólo nido de pestes, receptores de basura y puntos percibidos como inseguros, naves industriales, bodegas de almacenamiento, edificios departamentales y de oficinas, plazas y locales comerciales, grandes casas antiguas, entre una larga lista de espacios que a pesar de estar deshabitados, continúan formando parte de nuestra ciudad.

En Quebec Canadá, antiguas bodegas del puerto son espacios para proyecciones cinematográfica

Como ciudadanos todos hemos sido afectados por la casa abandonada de la esquina o por los malos olores del edificio abandonado, por su decadente imagen, por la basura que en él se acumula y la percepción de inseguridad que genera. Todos ellos sin duda costos urbanos, sociales, económicos y turísticos que todos pagamos.

Antes de seguir pensando en expandir la traza urbana, es necesario pensar en todos los espacios libres que han quedado al interior y re-imagina qué hacer con todos ellos, esto sin duda forma parte del trabajo de consolidar nuestra ciudad. Más aun cuando vamos al centro de nuestra ciudad y nos damos cuenta que un alto porcentaje de las fincas que existen están abandonadas y en condiciones lamentables, aunado al número de predios que están baldíos. Todos ellos son espacios vacíos, esperando por ser ocupados.

Y si comenzamos a hacer memoria recordaremos una casa, una bodega, una nave industrial que está ahí sin ser nada, sin ofrece nada, inmersa en un contexto urbano que demanda espacios y actividades.

Embarcadero. Almacén de productos minerales ahora centro cultural comunitario. Cáceres, España.

¿Será que faltan ideas para hacer algo con estos espacios?

En muchas países con una gran cultura urbana y arquitectónica como: España, Finlandia, Francia, etc., se han realizado proyectos para recuperar y re-utilizar espacios, y ahora fábricas, naves industriales, bodegas de almacenamiento, edificios departamentales y fincas antiguas, se han convertido en restaurantes, comercios, oficinas y viviendas, siempre proponiendo nuevos usos para edificios que no fueron creados para ello, sin embargo resultando proyectos innovadores y atractivos, que respetan el valor que tiene el edificio arquitectónico y brindando servicios que demanda la comunidad. Si bien, muchos de estos países han implementado dichas políticas para re-utilizar el espacio interior desocupado y re-densificar las zonas centrales debido a crisis financieras que han impactado a la industria de la construcción, impidiendo seguir incrementando nuevas zonas a la ciudad y viendo en los espacios desocupados un potencial para desarrollar; son claros ejemplos de lo que podemos hacer y de lo que puede pasar si no comenzamos a ocuparnos de las zonas vacías.

Edificios con valor histórico han sido intervenidos, conservando su valor pero ofreciendo nuevos usos atractivos y útiles para los usuarios; naves industriales que existen cerca de zonas habitacionales se han aprovechado para crear espacios comunitarios, educativos y culturales; En Nueva York, una línea elevada de trenes de cargas que durante muchos años había estado abandonada e inmersa en la ciudad, se ha transforma en un gran andador verde lineal, que aloja una infinidad de usos y actividades, reutilizando una estructura que ya había quedado abandonada.

High Line. Antigua Línea elevada de trenes de carga ahora área verde con infinidad de usos y actividades. Nueva York, Estados Unidos de América.

Incluso existen organizaciones y colectivos como Recetas Urbanas, que trabajan en este tipo de labores, mostrando ejemplos de espacios industriales que se pueden reciclar como oficinas y equipamientos comunitarios; brindando metodologías sobre cómo reutilizar el espacio y hasta creando procedimientos o “recetas” que indican paso por paso cómo intervenir espacios específicos que han sido abandonados.

El Instituto de Planeación para el Municipio de Colima, México, está llevando procesos participativos para re-imaginar el centro de la ciudad y dentro de ellas está: “Yo Quisiera Que Fuera” en el que los ciudadanos identifican fincas abandonadas e imaginan qué podría ser el lugar como un espacio atractivo para el futuro, esta información alimentará el Plan de Manejo para el Centro Histórico. Éste seguramente es un primer paso para identificar y reutilizar espacios abandonados de nuestra ciudad.

Seguro tu ya identificaste espacios para re-utilizar … Imagina!!

Dinos tus ideas, tu opinión nos interesa!

Sitios de interés:

El Embarcadero (Cáceres, España)

The High Line (New York)

Proyectalab (Benicassim, España)

Le Moulin à images (Québec, Canadá)

 

Escrito por Arq. Marcelino Vázquez

 

 

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios a “¿Qué sucede con un edificio cuando llega al fin de su vida funcional? por Marcelino Vazquez”

  1. FRANCISCO PARDO TELLEZ dice:

    El re-uso cultural y recreativo, como salas de reunión, exposiciones, talleres de Artes y Oficios, Bibliotecas, centros deportivos, etc. parecen ser una solución fácil y muchas veces práctica para grandes estructuras industriales, cines, etc. que han perdido la vigencia de su uso, sin embargo muchas veces más que que un uso cultural y recreativo la mayor urgencia para revitalizar zonas enteras de la obsolencia es el uso de vivienda, lo que en muchos casos obliga a un tiempo de espera y la demolición de las estructuras para nuevas edificaciones, sería interesante que ONG´s, Municipalidades, etc. promovieran oportunidades, concursos, soluciones temporales, etc. para que la vivienda con el cumplimiento de normas mínimas de confort y habitabilidad fueran posibles.
    Hace muchos años y perdido en mis recuerdos, leí un articulo en “L’architecture d’aujourd’hui” donde se planteaba el re-uso de grandes Iglesias góticas como conjuntos de vivienda, procurando mantener la expresión volumetrica intacta, independiente de discusiones bizantinas con fanáticos religiosos , sobre el uso y re-uso de estos espacios de culto, bien podrían habilitarse viviendas sociales en muchos de estos espacios hoy ociosos o sub-utilizados.

  2. ¿Qué sucede con un edificio cuando llega al fin de su vida funcional? | laciudadviva | veredes dice:

    [...] + artículo publicado en laciudadviva.org etiquetas:ciudad heredada, Conflictos urbanos., habitada, sostenible, Urbanismo responsable [...]

  3. Paula dice:

    Si la verdad es que desde hace mucho me hacia la misma pregunta que hacer con edificios o construcciones abandonadas. Bueno, casi siempre estas construcciones tienen propietarios, los cuales por diversos motivos no las ocupan y tienen esos sitios en espera para futuros inversionistas o para venderlo cuando llegue el momento. La pregunta es que hacer con estas construcciones mientras tanto…Pensaba que las municipalidades por lo pronto, debieran dar algunas facilidades e incentivos para que los dueños propongan en estos lugares espacios para el arte, el deporte o de ayuda social, en esos casos debieran eximir del pago de impuestos o contribuciones, para asi bajar las rentas y fomentar el nuevo uso que se le quiera dar.

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía