La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


STEPIENYBARNO CHARLA CON ZAIDA MUXI _ Parte 2.

por Stepienybarno — Jueves, 13 de octubre de 2011

 

 

 

Hoy tenemos el placer de publicar la  entrevista que mantuvimos, en exclusiva, con la arquitecta argentina  Zaida Muxi. La mayoría de vosotr@s ya la conoceréis pero para quien quiera saber un poco más de sus comienzos y de su intensa labor en el mundo docente puede echar un ojo a la primera parte de la entrevista que, hoy, hemos publicado en Stepienybarno.

Por lo tanto, si estáis interesados en saber su visión sobre la ciudad y la arquitectura de género, esperamos que esta entrevista sea de vuestro agrado. ¡Ya nos contareis!

 

 

-          En muchos de tus escritos hablas de la Ciudad Sedada, McDonalización…

Ese último término lo usa Ritzer para referirse a la sociedad contemporánea, la idea de la falsa variedad de un McDonald en la que está todo pautado pero te hacen sentir que puedes elegir y en donde todo, a su vez, es diversión. La ciudad es para divertirse, para no comprometerse,  la idea del “yo tengo y no me importa el otro”. Ahora, con la crisis, nos hemos dado cuenta de que ser “el otro” está más cerca de lo que creíamos. Pero no pasaba en los 90 , ni en los primeros años del milenio, donde una Europa económicamente boyante, consumía sin mirar de dónde gastaba y  finalmente terminó por emborracharse.

 

-          Aquí, en Barcelona, con la cantidad de turismo que llega cada día, ese concepto es impresionante.

El turismo es un problema complejo, ya que de una manera u otra, si podemos, todos somos turistas. No se puede negar ya que  hoy constituye una fuente económica de ganancia y de generación de empleo. El problema es cuando el turismo revierte en negativo a la ciudad, cuando se la engulle, , como pasa en Barcelona. La ciudad no ha sabido poner unos límites ni reglas del juego claras, de hecho, esas reglas las ponen los propios operadores turísticos. El turista individual también se siente decepcionado, no le interesa la masificación, esa suciedad, ni la ciudad pensada para el turismo en masa, sin calidad.

Barcelona tenía que haber estado más confiada en la capacidad que tiene para atraer y en que esa capacidad tiene que ver con la historia de la misma.

No tiene que ser todo tan artificial y controlado, la cultura tiene que emerger y no partir desde arriba de un modo estéril. Parte de la cultura deriva de la contestación, del inconformismo y de las alternativas. Hay que dejar espacios para que existan estas culturas subterráneas, pero claro si una ciudad es pequeña y el suelo es caro, ciertos grupos no se pueden instalar. Es necesario que el gobierno haga políticas de apoyo real al creador, sin que sean grandes producciones, grandes conciertos… sino para otro tipo de producción más de barrio, más de base.

Una cultura ha de estar enraizada, lo otro es la industria cultural que produce productos esperables y estándares para la cultura del entretenimiento.

 

-          ¿Esto podría ser la diferencia entre lo que ha pasado en Fórum y lo que está pasando en el Borne?

La historia de Barcelona está ligada a los grandes eventos, antes de llegar al Forum 2004 tiene tres grandes episodios de crecimiento ligados a los grandes acontecimientos que significaron una inversión extra que no se hubieran dado de otra manera: La exposición de 1888, la exposición de 1929 y los Juegos Olímpicos de 1992.

No se puede abusar de estos sistemas, ya que aunque permiten dar ciertos pasos hacia delante, también tienden a olvidar a la gente y sus necesidades más próximas. Después de un gran acontecimiento se necesita una etapa de cataplasma, en el que sanar heridas generadas, pero si se abusa del evento continuo las heridas no se curan. En 2004 no había pasado el tiempo suficiente para justificar ante la población o para atraerlas a ser parte de otro evento, se tenía la sensación de que faltaban cosas en los barrios y que no estaban solucionadas. En el 92 los Juegos Olímpicos, se presentan como una oportunidad de realizar ciertas cosas que se pedían ya desde antes del 79, cuando tenemos los primeros gobiernos democráticos municipales.

Además históricamente Barcelona tenía que haber sido sede de los Juegos Olímpicos en el año 36. Pero se los dieron a la Berlín Nazi, de modo que los pueblos democráticos decidieron hacer unos Juegos Olímpicos alternativos. Éstos debían inaugurarse en julio de 1936 y obviamente nunca se inauguraron. Son muchas las cuestiones que se aúnan para que  el año 92 sea un momento adecuado para aquel evento, también hubo críticas y hubo gente que los sufrió.

La idea inicial del Fórum que fue presentada ante la Unesco, era más un evento de capital cultural,  una fiesta para visibilizar la ciudad y su sociedad. Sin embargo, años después, una vez aprobado por la Unesco, se decidió que el evento no tenía que repartirse por los barrios, sino que tenía que pasar en un lugar concreto, con la idea de potenciar toda una zona frente al mar. Aunque, es cierto que, a la gente que vivía allí le ha dado una calidad urbana que no hubiera tenido de otra forma, a mi modo de ver, urbanísticamente es poco interesante y para todo aquello que se hizo no era necesario organizar un evento especial. De hecho se ha generado una deuda que la ciudad aún tiene.

En los 90, a pesar de tener gran confianza en la calidad de la ciudad, casi tenían que pedir a los turistas que fueran a visitarla y en el 2000 pasó a entrar en el juego global de las ciudades, siendo dominada por los grandes operadores turísticos. Para la inversión internacional Barcelona dejó de ser una desconocida y fue fácil dejarse llevar por esas mediciones que poco tienen que ver con la gente de los barrios.

 

-          De alguna manera, es hacer de forma artificial, un museo de la ciudad.

Ciertos espacios buscan obedecer a un lugar McDonalizado, perfecto, limpio, seguro,  de arquitecturas internacionales y donde cierta clase global se sentiría muy a gusto.

Pero dentro de esa competición de la Ciudad Global (si es en la que supuestamente hay que entrar para que una ciudad no se quede estancada), creo que también se puede hacer de otra manera aprovechando lo que se tiene.

En el proyecto del 22@, que como pasó en el Fórum es interesante en su idea base, había un tejido industrial de muchas hectáreas en medio del ensanche en el que urbanísticamente se propuso ir sumando capas.

La normativa era del tipo premio, muy interesante, se iba aumentando la edificabilidad de los terrenos según una mayor aportación y diversidad de situaciones. Si se mantenía industria existente, si se recuperaba patrimonio, si se traía industria de nuevas tecnologías y se proyectaba vivienda, cada cosa creada iba sumando edificabilidad. Así se buscaba garantizar una ciudad mixta, aunque de momento  no se ha  conseguido.

En todo el eje Diagonal se benefician los promotores privados de la mejora introducida por el proyecto 22@, .El problema no es donde la gestión pública actúa, sino lo que queda justo al lado. Hay mecanismos para proteger a los que viven en el barrio, para evitar desalojos…, pero no hay mecanismos para proteger a  los que viven justo en la línea donde termina el área de actuación. Sufren el vivir en las obras y la presión del atractivo de ese sitio, que a ellos los convierte en indeseables. La mezcla de usos no se dio tan clara y urbanísticamente tampoco funciona muy bien. Es un zoológico de cosas distintas y no estoy segura que así se haga ciudad. Como dice Manuel de Solà-Morales son arquitecturas sin urbanidad.

 

-          Otro tema importante es cuando hablas sobre “todo aquello que es diferente, es sospechoso”. El papel que juega el miedo en la sociedad en la que vivimos y en cómo se traduce eso en la arquitectura y en el urbanismo.

Se traduce en una arquitectura que se cierra mucho al espacio público. Un espacio público que deja de tener la característica de punto de encuentro. Un espacio para vigilar y que ciertas personas pasan a ser sospechosos si hacen uso del mismo. Hay una obsesión: Todo limpio y sin rastro, lo podemos comprobar en de cualquier manifestación, que quienes cierran las mismas siempre son los carros de limpieza recogiéndolo todo como si nada hubiera pasado.

Existe el miedo al rastro pero la vida, deja rastro. Como esas arquitecturas tan frágiles, las de un centro comercial por ejemplo,  que cuando están sucias dan muy mal aspecto y  no pueden aguantar el paso del tiempo.

Lo mismo le pasa a la ciudad y si creemos que la seguridad es limpieza, cualquier cosa que se salga de esa súper limpieza, es peligrosa.

 

-          No hay lugar para todos…

No. En parte porque ese todos es un espejo en el que puede verse reflejado y a nadie le gusta darse cuenta de que puede ser viejo, o pobre… Vivimos en la inconsciencia.

Si no se ve, no existe y eso es una derivación de la sociedad del consumo en la que vivimos, que nos hace ser inconscientes de todo.  Saskia Sassen en su libro La Ciudad Global, distingue dos pares sociales en relación a la globalización. La Global class, que necesita de una Clase baja, gente invisible que les haga la casa, la compra, les cuide sus mascotas… dos mundos que se necesitan y  viven un mismo espació, pero que, en realidad, tampoco se ven. Y el otro par sería La Clase media  que consume cosas que son producidas muy lejos por personas casi esclavizadas, pero nuevamente invisibles en la distancia, Lo que permite el consumo inconsciente ya que Consume sin ver qué efecto producen los mismos.

 

-          Todo esto provoca una privatización del espacio público muy poco esperanzadora, que habría que evitar.

En el mundo del miedo, en el mundo líquido que describe Bauman, “el otro” da miedo, es un espejo en el que no nos queremos mirar. Tendríamos que ser capaces de asumir esa diversidad y ver cómo podemos construir, generar espacios para todas y para todos.

Habría que repensar cómo vivimos y cómo consumimos. Esta crisis debería servir para todo ello.

 

-          Entonces se podría decir que tenemos dos opciones. La primera es que siendo técnicos y ciudadanos, podríamos crear políticas de participación para relacionarnos más con los ciudadanos, pero uniéndonos también con los políticos para crear un grupo y debatir. Y la otra opción sería crear conceptos de proyecto desde abajo, para exigir a los políticos.

Diría que tenemos muchas opciones, las que nombráis son muy válidas y añadiría una tercera que es como ciudadano individual, realizar un consumo responsable, como decía Josep Maria Montaner en un articulo de El País de hace un par de años, si nuestro papel es de consumidores podemos votar  a través del mismo y cambiar prácticas abusivas. Comprar aquello que se necesite y en proximidad.

Posiblemente si pudiésemos hablar más con la gente todo mejoraría  y como técnicos deberíamos actuar y trabajar con grupos de los diferentes barrios, generar propuestas y alternativas para ir a ver a los y las políticas con soluciones.

 

-          Seguimos con el mismo modelo que practicábamos en la época del movimiento moderno. ¿Por qué hay tan poca evolución en el campo  del urbanismo?

Porque hay mucho dinero en juego.

Teóricamente el discurso conceptual ha cambiado, pero la práctica es otra cosa. La zonificación ayuda a controlar y gestionar mucho más los usos y clases. Lewis Mumford ya lo decía en los años 60, que el modelo de suburbio hacía desaparecer al ciudadano.

El hombre (ya que la mujer ya había sido secuestrada de lo político a través de lo doméstico y familiar) iba a la ciudad a trabajar, en su coche y estaba deseando terminar para volver a casa. No participaba como ser político en la ciudad ni tampoco en asuntos más barriales ya que llegaba agotado y el entorno del suburbio disperso no colabora en la creación de comunidad, ni de seres políticos. Este modelo e crecimiento del sueño americano a invadido todo el planeta, es eficiente al sistema de control y para que nada cambie. Esperemos que la crisis sirva para darnos cuenta de que ese modelo de crecimiento es insostenible, ya no puede ser, no hay territorio para seguir gastándolo así. Estamos en un proceso de cambio.

 

Col·lectiu Punt6

-          Urbanismo y género,  es otro de tus temas fundamentales de investigación…

Es un tema en el que trabajo e investigo desde 2004, y que fundamentalmente desarrollo con el col·lectiu Punt6. El colectivo es de integrantes variables, actualmente somos 5 arquitectas y 2 sociólogas, e  intentamos llevar a la práctica distintas actividades desde la investigación académica a la práctica de barrio.

A principios de mayo, cuando en hicimos la primera Jane’s walk de Barcelona. Es una acción reivindicativa de la vida urbana en honor a Jane Jacobs que se realiza en su recuerdo. Esta primera caminata la hicimos por nuestro barrio que es Santa Catalina elegimos 3 sitios para pararnos y contar algunas historias, pegar frases de Jane Jacobs en las paredes, etc. No era un acto estrictamente reivindicativo de género, sino de reconquista de la ciudad. Salió muy bien e intentaremos trasladarlo a otros barrios.

Con el col·lectiu Punt 6 hemos realizado entre otros trabajos: talleres de participación en barrios con agrupaciones de mujeres para reflexionar sobre la ciudad desde la experiencia feminina, Manuales para a aplicación  de la perspectiva de género en la planificación municipal, etc. Para difundir nuestras actividades tenemos un blog Punt6 y utilizamos Facebook.

 

-          ¿Notas si cada vez hay más estudiantes haciendo tesis doctorales enfocando estos temas?

Sí, claro. En este momento llevo dos doctorandas del col·lectiu que están tratando la perspectiva de género en sus tesis doctorales ,  Blanca Gutierrez Valdivia, que es socióloga y  Adriana Ciocoletto que es arquitecta.

Por otra parte, en el master Laboratorio de la vivienda del siglo XXI que codirijo con Josep Maria Montaner se han realizado varias tesinas desde una perspectiva feminista yd e género. Por ejemplo Roser Casanovas, ha realizado su tesina  sobre la historia de las colonias industriales en Cataluña desde la perspectiva de la vida cotidiana. También hay sobre casas de acogida para mujeres maltratadas, sobre la escala de la ciudad, el barrio y la casa desde la perspectiva de género…etc.

 

-          Prácticamente, se pudiera decir que  sois todo un grupo de investigación.

Si, aunque no en términos formales ni legales.

He obtenido tres becas de investigación del Instituto Catalán de las Mujeres en torno al género aplicado a la arquitectura y el urbanismo. Con esta última hemos llevado a cabo el primer trabajo del grupo de investigación de Urbanismo y género. En 2010, a su vez,  recibí la beca Recercaixa en la que trabajamos con parte del grupo y no solo tratamos temas de género, es un estudio sobre la rehabilitación de áreas residenciales mono funcionales. Reorganizar el territorio a partir de potenciar algunas de estas zonas y otras no. Claro que, para ser un grupo de investigación hay que tener ciertas características que  no cumplimos.

Como os he comentado somos un grupo flexible, que aportamos experiencias vitales y profesionales diferentes al provenir cada una de un lugar, aunque ahora la mayoría estamos en Barcelona.

 

-           Y dentro de los cambios que nos esta tocando vivir y que nos llevan  a la creación de grupos de carácter más  “informal” como vuestro punt6, ¿cómo ves el papel que juegan las nuevas tecnologías?

Yo creo que aun no hemos descubierto toda la capacidad que entrañan las llamadas nuevas tecnologías de la información, aunque se puede entrever en el papel que han y están jugando para difundir desde la propia experiencia directa lo que pasa (piénsese en el caso de la plaza Tahir de El Cairo,de las convocatorias de los indignados, y un largo etcétera). Quien genera la noticia también la transmite sin mediación y eso es un avance aun no suficientemente valorado.

Los medios de comunicación más tradicionales y, por consiguiente, las fuerzas políticas que están detrás de ellos, ven en esta acción directa un peligro de comunicación incontrolable y a la vez menos manipulable. Las cosas de las que uno se entera son de manera más directa y real.

 

-          Y esta nueva era digital, ¿es posible llevarla a la enseñanza? ¿a la Universidad?

En parte sí, pero es difícil. Creo que son complementarias. Se puede dibujar a mano y también hacer un render. Es otra capa, escalas diferentes en las que cada una aporta lo suyo. El gran problema surge cuando una de esas capas quiere eliminar a la otra. Hay que buscar un equilibrio, además de ser conscientes de que todo lleva tiempo y de que éste, es limitado. El tiempo que se invierte leyendo y respondiendo mails, el Facebook…, realmente agobia y trasladarlo eficientemente a la Universidad, no me parece fácil.

 

-          Para terminar nos podrías contar cuáles son tus  expectativas de futuro, ilusiones, anhelos.

Lo que me venga. Nunca he planeado mucho lo que iba a hacer. Simplemente voy haciendo. Seguro que tengo muchos planes, pero ya se irán concretando, cuando hago planes muy estrictos, éstos terminan por ser una carga que se me agobia no cumplir. Por ejemplo, quiero hacer un libro sobre Urbanismo y género, y es una carga porque no puedo hacerlo. Quizás sea más por educación que por género que los hombres están más educados tradicionalmente a seguir un único objetivo y un camino recto.

Si vemos las trayectorias vitales de la mayoría de las mujeres, no es así. El otro día me preguntaron cuál era mi campo de conocimiento y no supe que contestar; ¿Género y urbanismo?, ¿Vivienda y ciudad?, ¿el Espacio público?… pero claro, todo eso es tan grande que es ridículo decir que soy especialista en ello. A su vez, ser especialista en una sola cosa me parece muy aburrido.

 

Mil gracias, nuevamente para Zaida, por su amabilidad y generosidad. Todo un lujo el que nos atendiese así de bien.

- Y si te gustó esta segunda parte de la  entrevista con Zaida Muxi, quizás te apetezca echar un ojo a la primera parte, aquí.

 

 

Autores de la entrevista: Stepienybarno

STEPIENYBARNO EN LINKEDIN

STEPIENYBARNO EN TWITTER

STEPIENYBARNO EN FACEBOOK

 

* Desde aquí quisiéramos agradecer la labor de Uxua Domblas por ayudarnos en las labores de edición de texto.

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

* Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó y desde mayo del 2009 estamos en la red con  la presente publicación digital (Blog) de arquitectura.

Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA.

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,50 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía