La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Procesos de domesticación urbana

por Mauro Gil-Fournier — Miércoles, 16 de noviembre de 2011

Permanent Breakfast, Viena. Photo: Friedeman Derschmidt


Domesticar, es establecer vínculos que crean una necesidad con el objeto o  la acción doméstica. La ciudad es experta en construir ese tipo de relaciones y una de las formas que tiene de habitar lo doméstico, es por medio de las acciones y los recuerdos. El ciudadano de hoy, maker de la ciudad,  crea acciones sin huella pero con significados permanentes. Los practicantes del espacio urbano, nos muestran, con una política del every day life, los acercamientos domésticos al espacio público.

Leer, conversar, habitar, cocinar son prácticas cotidianas que  producen sin capitalizar,[1] y son estas acciones las que dan soporte a lo que entendemos por espacio común, las que de forma colectiva domestican la vida urbana llenándola de espacios vitales antes entendidos como privados y compartiéndolos ahora en el espacio público.

Compartir las acciones domésticas

Las iniciativas ciudadanas, lejos de abandonar los motivos domésticos, nos muestran hoy nuevas formas del habitar el espacio público. Cuando las tecnologías nos permiten relacionarnos con el exterior sin salir de casa, también el exterior, el espacio urbano, es capaz de incorporar formas diferentes donde opera y se manifiesta lo doméstico.

En Barcelona, grupos de ciudadanos se organizan para compartir ciertas lecturas en un determinado barrio de la ciudad, desvelando las notas al margen en una lectura crítica de la ciudad a partir de los libros escogidos. Hemos pasado de una lectura individual bajo la bombilla incandescente de la sala de estar a una lectura dinámica y colectiva en la ciudad.[2] Escuchar y conversar son acciones que habían desaparecido del espacio urbano, saturado por la comunicación mercantil. Las asambleas y los pequeños parlamentos distribuidos por el espacio público han dado como resultado una visión del mismo con multitud de burbujas democráticas que ayudan a domesticar dicho espacio, aportando nuevos valores y pequeños objetos cotidianos.  Sirva como ejemplo los encuentros de educación que se desarrollan en la plaza de la Cebada de Madrid bajo el nombre de #edumeet.

El uso del cuerpo en la ciudad

El espacio público no atribuye ningún lugar a las acciones, al ser  este un espacio de procesos indeterminados. Y cuando existen apropiaciones,  solo existen   parcialmente[3].  Tampoco podemos afirmar que las manifestaciones de lo íntimo y lo doméstico como acciones específicas, tengan un lugar específico donde desarrollarse. Por lo que las nuevas relaciones del uso del cuerpo en la ciudad, van  transformando de forma efímera las relaciones antes entendidas como íntimas y  privadas.

 

Mapa de puntos críticos desayunados  en Valencia. Fuente: Desayunos con viandantes.


Los desayunos permanentes[4] crean lugares donde el acto del desayuno se comparte y deviene en un nuevo espacio doméstico donde comer, significa compartir y desarrollar secuencialmente un análisis crítico de los espacios de la ciudad. Este fenómeno ayuda a tener una visión crítica de los lugares marcados por el fracaso, el abandono o el olvido. Los desayunos no tratan solo sobre el diálogo sino también sobre el conflicto. Otra forma de expresión del cuerpo en el espacio público son los abrazos espontáneos de manos de ciudadanos cuidadores de lo común. La suma de estas pequeñas acciones individuales crean entornos afectivos en el espacio público de la ciudad. Iniciativas como el dogging o el cruising extreman la relación íntima y doméstica del cuerpo creando lugares en el espacio libre donde practicar sexo entre comunidades abiertas. La repercusión de los masajes orientales en determinadas plazas de Madrid, nos ofrece imágenes de relaciones cuerpo a cuerpo en el espacio público de la ciudad, creando zonas temporalmente domésticas en el  entorno común del espacio público.

De esta forma a la apropiación del espacio público le sigue una falta de objetificación de lo doméstico, permitiendo su incorporación en cualquier lugar. Apropiación, objetificación e incorporación[5] son atributos propios de socializar y de mantener la proximidad, que modifican su comportamiento cuando amplifican el espacio privado.

La domesticación del espacio público es entonces un proceso por el cual este pierde temporalmente alguno de sus atributos y desarrolla otros con significados permanentes. La finalidad de este proceso de domesticación colectiva es obtener beneficios comunes a partir de dichas modificaciones.

Cómo nos apropiamos de los espacios y cómo pasan a formar parte de nuestra experiencia doméstica son algunos de los intereses de este texto. Las iniciativas contribuyen a la construcción de un nuevo tipo de espacio, al mismo tiempo común y doméstico, y son las acciones cotidianas realizadas de forma colectiva, las que domestican el espacio urbano.

Mauro Gil-Fournier E. | Vivero de Iniciativas Ciudadanas


[1] Certeau, Michel de : La invención de lo cotidiano I. Artes de hacer. Ed. Univ Iberiamericana. Mexico. 1999.

[2] Be city, leyendo una ciudad por las notas al margen.

[3] Joseph, I. (2002): El transeúnte y el espacio urbano. Ensayo sobre la dispersión del espacio urbano. Gedisa. Barcelona. 2002

[5] Silverstone, Hirsch y Morley, 2003.

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votos, media: 4,92 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , , ,

18 comentarios a “Procesos de domesticación urbana”

  1. Procesos de domesticación urbana « La Ciudad Viva | AteBur | Scoop.it dice:

    [...] Procesos de domesticación urbana « La Ciudad Viva Source: http://www.laciudadviva.org [...]

  2. Ethel Baraona Pohl dice:

    Hola Mauro
    Antes que nada, bienvenido al team de LCV!

    He disfrutado mucho leyendo el post, ya que de forma sencilla y cómoda, planteas la relación clara entre “apropiación” y “domesticación”, términos muy similares pero con significados diferentes… y es en esa sutil diferencia de reciprocidad e implicación emocional que marca el término “domesticación”, donde se percibe el nuevo enfoque que está surgiendo en nuestra relación con las ciudades: primero nos la apropiamos, pero luego de una interacción prolongada, pasa a ser parte nuestra y con ello, el deseo de cuidarla y de vivirla con sencillez y empatía.

    Gracias por tus reflexiones!

  3. Procesos de domesticación urbana « La Ciudad Viva | URBANmedias | Scoop.it dice:

    [...] Procesos de domesticación urbana « La Ciudad Viva Source: http://www.laciudadviva.org [...]

  4. Eva Chacón dice:

    Hola Mauro, enhorabuena por vuestro artículo, y bienvenido!

    Creo que el origen de la ciudad tiene mucho que ver con la creación de ese oasis doméstico en medio de lo desconocido del territorio. Me pregunto si es esa necesidad que tenemos de apropiarnos y re-apropiarnos de un trozo de hábitat para crear nuestros hogares se extiende más allá de esos límites difusos a través de los procesos de domesticación urbana. Como decía ayer Xavier Monteys en su conferencia en la ETSAGr, lo que hace que un espacio sea una “casa” es que sea un lugar de reunión entre personas, no la forma o configuración de su límite. Según entiendo por el comentario de Ethel, es la presencia continua en el tiempo de este espacio relacional en un lugar fijo de la ciudad lo que permite que se vayan poco a poco entretejiendo los hijos de lo doméstico.

    Lo que me pregunto entonces es la relación de este concepto con la identidad urbana: ¿podemos decir que el origen ésta estaría en la domesticación? O incluso… ¿es necesario que ésta domesticación deje una huella permanente para que calar en la identidad de un lugar?

    … y si llevamos estas preguntas al espacio deslocalizado, a este mismo foro en el que nos encontramos reflexionando… la cosa se pone aún más interesante si cabe!

  5. Procesos de domesticación urbana « La Ciudad Viva | Urban Life | Scoop.it dice:

    [...] Procesos de domesticación urbana « La Ciudad Viva Source: http://www.laciudadviva.org [...]

  6. Ethel Baraona Pohl dice:

    Por cierto Mauro, Eva… no he podido dejar de pensar en El Principito cuando habla del significado de “domesticar” con el zorro:

    “- No – dijo el principito. – Busco amigos. Qué significa “domesticar” ?
    - Es algo demasiado olvidado – dijo el zorro. – Significa “crear lazos…”
    - Crear lazos ?
    - Claro – dijo el zorro. – Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo…”

  7. eva chacón - soft studio dice:

    Es curioso, Ethel… ¡a mi me ha pasado igual! Saint-Exupéry s una referencia continua…

    En el caso de la domesticación urbana, creo que el principito es el lugar “domesticante” y nosotros los habitantes somos el zorro. ¿O estaré equivocada? :)

  8. Mauro Gil-Fournier dice:

    Gracias a todos por los comentarios.

    Efectivamente uno de los significados de domesticar es el de crear lazos que más tarde pueden crear necesidades. Pero no es solo eso, sino que nos juntamos para crear lazos entre individuos que a su vez crean lazos con lugares. La ciudad como extensión de la vivienda, y la concepción de un habitar contínuo y fraccionado que tenemos hoy hace que compartamos en el espacio público lo que antes hacíamos en espacios prinvados. La ciudad es hoy más que nunca una burbuja de significados contínuos basados en acciones efímeras. Esas acciones domésticas y muchas veces fugaces, crean significados permanentes que han alterado el significado de lo doméstico, lo íntimo y lo susceptible de ser compartido.

  9. El vivero en La Ciudad Viva | VIC. Vivero de Iniciativas Ciudadanas dice:

    [...] Hoy os presentamos al  Vivero de Iniciativas Ciudadanas dentro del foro de reflexión sobre la ciudad, sus ciudadanos, los procesos emergentes y la innovación social que es La Ciudad Viva . Desdevic  hablaremos sobre los procesos de empoderamiento urbano y su repercusión en directa sobre el espacio público.  Comenzamos: Domesticar, es establecer vínculos que crean una necesidad con el objeto o  la acción doméstica. La ciudad es experta en construir ese tipo de relaciones y una de las formas que tiene … [...]

  10. VIC, vivero de inciativas ciudadanas « Patricia Leguina dice:

    En relación con las Cronicas I y II sobre las intervenciones de Daniel Villegas y Pablo España que se realizaron en el espacio ‘Todo por la Praxis’ en el Ranchito, proyecto participativo de investigación y experimentación de Matadero en Madrid, el pasado 28 de octubre 2011, me gustaría añadir este articulo de Mauro Gil-Fournier, componente de ‘VIC, vivero de iniciativas ciudadanas’ sobre intervención del espacio público, por entender que pudiera ser esclarecedor de otras iniciativas que se estan dando en el espacio público y desde el disenso.
    [...] Procesos de domesticación urbana (http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=11892) [...]

  11. S. DE MOLINA dice:

    Bienvenido!!!. Sugerente y provocadora entrada. Domesticar es una palabra amplia y llena de connotaciones. Además de las preciosas ya dichas por Ethel y Eva cabe tal vez preguntar qué queda domesticable en la ya apenas salvaje ciudad. La gradación de lo doméstico, es decir, de lo domesticado es lo que permite la vida en común. Sin ese gradiente del ‘domus’ sería posible la vida en una ciudad?
    Felicidades!!!

  12. mauro gil-fournier dice:

    Gracias, Santiago. A parte de los vínculos con los que comienza el texto, también sería interesante valorar los aspectos, genotípicos y fenótipicos, de lo domesticado en el espacio urbano. Aunque entraríamos en contradicción con la afirmación de que “ninguna acción específica, tiene un lugar específico donde desarrollarse”.

  13. “Hágase pesar a la orden, a doscientos la pesada” « La Ciudad Viva dice:

    [...] del Vivero de Iniciativas Ciudadanas, titulaba su artículo, completamente recomendable, “Procesos de domesticación urbana”. En este artículo explica una serie de eventos reales que se producen en el espacio público, [...]

  14. “Hágase pesar a la orden, a doscientos la pesada” | @zuloark dice:

    [...] del Vivero de Iniciativas Ciudadanas, titulaba su artículo, completamente recomendable, “Procesos de domesticación urbana”. En este artículo explica una serie de eventos reales que se producen en el espacio público, [...]

  15. Procesos de domesticación urbana « La Ciudad Viva | The Nomad | Scoop.it dice:

    [...] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } http://www.laciudadviva.org – Today, 12:55 [...]

  16. Apropiaciones inapropiadas « La Ciudad Viva dice:

    [...] para practicar sin engancharnos al autobús para patinar, sentarnos a comer, o desarrollar procesos de domesticación urbana, son de alguna forma nuevos hábitos que podemos incorporar a la ciudad, pues los hábitos están [...]

  17. spain news new york times Valverde Gomera dice:

    Greetings from Idaho! I’m bored at work so I decided to check out your website on my iphone during lunch break. I love the knowledge you present here and can’t wait to take a
    look when I get home. I’m shocked at how quick your blog loaded on my cell phone .. I’m not even using WIFI, just 3G
    .. Anyways, fantastic site!

  18. mauro dice:

    Al hilo … nuevas transferencias entre practicar el sexo de una manera extima y repoblar nuestros bosques. http://www.fuckforforest.com/en/about.html Algo en castellano: http://elpais.com/elpais/2014/04/16/planeta_futuro/1397650584_007099.html Gracias a todos por los comentarios.

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía