La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Barrio de la Luz en São Paulo: ¿qué significan los perímetros en los proyectos urbanos?

por Cristina Schicchi — Viernes, 6 de diciembre de 2013

La estación de la Luz en São Paulo. Fuente: Site Oficial de Turismo da Cidade de São Paulo.

Barrio de la Luz en São Paulo: ¿qué significan los perímetros en los proyectos urbanos?

“Mais do que territórios bem delimitados, esses ‘contextos’ ou ‘ambientes’ podem ser entendidos como zonas de contato, onde se entrecruzam moralidades contraditórias (…), aproximam-se mundos que são parte de um mesmo modo mas que, assim mesmo, encontram-se irremediavelmente apartados” (Arantes, 1994, p. 191-192).

La enseñanza de urbanismo nos plantea el dilema de cómo tratar las varias dimensiones de los problemas implícitos en los ejercicios proyectuales. Además del aprendizaje técnico necesario al futuro urbanista, la visión de mundo, la elección (aunque simulada) de los interlocutores para sus proyectos, representados por usuarios o agentes productores del espacio construido, requiere una mayor atención sobre los postulados que elaboramos y las respuestas o propuestas que directa o indirectamente les inducimos a producir.

Frecuentemente al elaborar estos ejercicios, nos dejamos conducir por la expectativa de encontrar soluciones que reclamen a todos los actores envueltos, cuando sabemos que la disputa por el territorio no se resuelve en el programa, de que se basen en una legislación eficaz, capaz de conciliar dualidades tan profundas como las que implican los límites entre lo público y lo privado o que se apoyen en parámetros constructivos cualitativos de uso y ocupación del suelo, que suelen ir en contra la lógica capitalista de exploración del suelo urbanizado.

Con tantas variables, el reto de elaborar un proyecto para un sector urbano de ciudad o barrio produce en los jóvenes proyectistas una serie de reacciones/motivaciones contradictorias que van desde la sensación de impotencia frente a las cuestiones sociales, económicas y políticas que se escapan a la comprensión de una asignatura, hasta la de poder proponer infinitas posibilidades de ruptura coyuntural a través del diseño, siendo que esta última se reviste muchas veces de cierto pragmatismo y tecnicismo incontestable.

Este preámbulo es necesario para explicar la importancia de la comprensión de la complexidad y el significado de la decisión/operación de definición de perímetros de intervención para los proyectos urbanos, que como tema de los talleres en la enseñanza de urbanismo intentan responder a las cuestiones que se presentan en el campo real de la ciudad.  A continuación como ejemplo se discute el caso de un barrio central de São Paulo.

La ciudad posee barrios típicos y tradicionales que ya merecieron innumerables trabajos monográficos. Son documentos que consolidan la memoria de la ciudad, de sus habitantes, cuya historia sigue siendo escrita por el cotidiano de las personas que habitan eses territorios.  Sin embargo, lo que se resalta cuando recorremos las calles de los barrios de la ciudad es la herencia de cierto carácter propio, que al mismo tiempo que permite la identificación de sus límites también refuerza fronteras en relación a otros barrios. Es el caso del barrio de la Luz y la dificultad de integración de su tejido urbano con en el contexto del centro de São Paulo que hace compleja cualquier lectura sobre el barrio y por ende las propuestas de rehabilitación o renovación.

La primera pregunta que se plantea es ¿a cuál “Luz” referirnos al discutir su designio?, ¿al barrio compuesto por la diversidad funcional y social que incorporó cambios pero mantuvo el carácter de heterogeneidad en su diseño?, ¿al sector a que se le atribuye la vocación de polo cultural, objeto de grandes inversiones públicas recientes como las rehabilitaciones de la Sala São Paulo, Museu da Língua Portuguesa y Pinacoteca do Estado?, ¿el área que permaneció hasta los años 60 como límite extremo de la “zona de transición del centro” (Müller, 1958, p.175), escindida por los rieles del ferrocarril permitiendo todo tipo de ubicación inadecuada a un área central?, ¿o el área ocupada por diversos grupos sociales, vecinos, informales, habitantes del espacio público, estigmatizados y por tanto no computables en los proyectos?

Fig.1 . Área de la Luz en São Paulo con el perímetro del proyecto Nova Luz. Disponible en: f.i.uol.com.br/folha/cotidiano/images/1035212.gif. Acceso en: 04/12/2013.

Las intervenciones en el área para implantación del proyecto Nova Luz hechas por el ayuntamiento de São Paulo han sido iniciadas en 2004 y preveían la intervención en 23 manzanas de las que la mitad – cerca de 10 manzanas, 105 mil m² o 750 inmuebles – fueron declaradas de utilidad pública por la municipalidad e incluidas en el perímetro definido por la Ley 14.096/05, que permite incentivos fiscales para nuevas inversiones en el mediante la emisión de Certificados de Incentivo ao Desenvolvimento (CID) o reducción de IPTU (Imposto Predial e Territorial Urbano) y ISS (Imposto sobre Serviços), entre otros, con el objetivo de promover la renovación y el incremento de usos habitacionales, de servicios y actividades relacionadas a la cultura y tecnología.

No obstante, con el objetivo de romper la resistencia de parte de los emprendedores inmobiliarios en invertir en el área, el ayuntamiento aprobó en 2009 un instrumento de acuerdo público-privado, la ley de Concessão Urbanística y su aplicación en el área declarada de utilidad pública dentro del perímetro del proyecto Nova Luz (Leis 14.917 e 14.918/2009). La ley, basada en los términos del art. 239 del Plano Diretor Estratégico da Cidade, permitía que el poder público concediese por licitación el derecho de expropiación de un área urbana a la iniciativa privada, o sea, a la empresas o consorcios privados, cuyo interés en invertir estaría en la valorización inmobiliaria y recuperación de la inversión a partir de la venta de los nuevos inmuebles construidos, además de los ya citados beneficios de exenciones fiscales y posibles repasos de pressupuestos captados en la Operação Urbana Centro. El proyecto desarrollado por el ayuntamiento en conjunto con el consorcio formado por la Concremat Engenharia, Cia City, Aecom y Fundação Getúlio Vargas, tras la licitación, otorgaba a las empresas vencedoras  el derecho de vender y alquilar los inmuebles expropiados por un período de 20 años.

Fig.2. Proyecto Nova Luz aprobado. PLANO ILUSTRATIVO - VISTA AÉREA. Fuente: Projeto Nova Luz, Brasil. PUE Consolidado, Julho de 2011. Disponible en: http://www.prefeitura.sp.gov.br/cidade/secretarias/upload/desenvolvimento_urbano/arquivos/nova_luz/201108_PUE.pdf . Acceso en: 20/10/2013.

A pesar de la polémica causada por el proyecto y en conformidad con las iniciativas del ayuntamiento, el gobierno del estado emprendió en 2011 la demolición de la manzana en que se ubicaba el edificio de la antigua Estação Rodoviária de São Paulo, que funcionó como tal de 1961 hasta 1982 en frente a la Estação Julio Prestes y que desde que las actividades fueron transferidas para el Terminal Rodoviário do Tietê cambió el uso para una tienda popular de confecciones. La demolición fue iniciada tras la expropiación del edificio por el valor de $17 millones de dólares prevista en el programa Pólo Luz (Tamoto, 2006) y tuvo la finalidad de abrir espacio para la construcción del Teatro da Dança con el proyecto de la oficina suiza Herzog & De Meuron [1] denominado Complexo Cultural Luz que previa en su programa tres teatros, una escuela de danza, salas de ensayos, biblioteca, auditorio, café, tientas, plaza de convivencia y aparcamiento para mil vehículos.

Fig.3 y 4. Dos imágenes de las demoliciones en el área de la antigua estación de autobuses desde la Av. Duque de Caxias en 2011.

Fig.5 y 6. Imágenes del proyecto de la oficina Herzog & De Meuron. Para el Teatro de Danza. Disponible en: http://revistaveneza.files.wordpress.com/2011/02/divulgacao_01.jpg y http://4.bp.blogspot.com/_GlnzWUyWCHs/THMhmve4LzI/AAAAAAAAB8A/eTVrt6b_tSU/s1600/sao_paulo_companhia_de_danca.jpg. Acceso en: 05/12/2013.

Por tanto, se encuentra en marcha en el área de la Luz en São Paulo la implementación de una política urbana al revés – sin plan o proyecto, pero con modelo de gestión ya definido por una sociedad público-privada [2].

Es importante resaltar que aunque el poder público haya explicitado su intención en favorecer las inversiones en el área, por medio de la flexibilización de índices constructivos de la Operação Urbana (de 4 hasta 6 veces sobre el área del lote), de la aplicación de los recursos del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), advenidos de financiaciones a programas de rehabilitación de áreas centrales y de la aprobación de un instrumento jurídico que permitiría a los inversores la autonomía de negociación para la expropiación de los inmuebles privados, muchos emprendedores manifestaron reticencias a este proyecto, entre otros motivos están los de carácter técnico y de gestión, tales como la incertidumbre de la efectividad de las negociaciones de los valores de las expropiaciones que pueden extenderse durante muchos años e inviabilizar la implantación del emprendimiento en el plazo de 30 años previsto en la ley de concesión. Otro argumento apuntado es que la libre negociación tropieza en la pulverización del a propiedad que pode igualmente ahuyentar inversiones de medio plazo (AVC, 2006:48).

Fig.7 y 8. Dos imágenes de los inmuebles en el área de la Luz, 2011.

En términos funcionales el área de la Luz ya era apuntada en mediados de la década de 1950 como una zona de transición del centro, caracterizada por la extensión de la función comercial en barrios residenciales como Santa Ifigênia y Campos Elíseos, además de los barrios limítrofes de Santa Cecília y Bom Retiro. Según Müller (1958:175), en estos barrios de la ciudad, las residencias aparecían intercaladas por pequeñas tiendas, oficinas diversas y por una ocupación característica de esas áreas: casas de ‘rendez-vous’ y pensiones sospechas.

Fig.9. Fotos de áreas de ocupación de conventillos y comercios de Santa Ifigenia.

En mediados de los años 70 la construcción de la estación de autobuses, el aumento de las  líneas de autobuses interurbanos que atravesaban la Luz en dirección a la Via Dutra y la Fernão Dias en los  años 60, consolidaron el carácter metropolitano del área, aspecto que sería reforzado tras la inauguración de las estaciones del Metro en los años 80. Ese cuadro es el que se presentaba en la ocasión en que fue realizado el primero diagnóstico y propuesta para la renovación urbana del área de la Luz en 1977 [3].

Fig.10. Estación Julio Prestes uno en de los edificios rehabilitados por el gobierno del Estado de São Paulo en 1999.

Fig.11. El Convento de la Luz, uno de los edificios más antiguos del área (1774). Disponible en:http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/cf/Mosteiro_da_Luz_(Museu_de_Arte_Sacra)_01.JPG. Acceso en: 05/12/2013.

Retomando la tendencia verificada en el final de la década de 70, varios proyectos con distintos perímetros serian elaborados para el área en las décadas siguientes como el Projeto Luz Cultural, estudio propuesto por el gobierno del estado en 1984, cuyo principal objetivo era la integración de los espacios públicos e institucionales del área, reforzando su carácter de polo cultural, el Projeto Luz, en 1998, desarrollado dentro del Programa de Reabilitação do Patrimônio Cultural do IPHAN (Instituto do Patrimônio Histórico e Artístico Nacional), con recursos del BID y coordinado por el DPH (Departamento do Patrimônio Histórico) del ayuntamiento de São Paulo, también para potencializar las actividades culturales, invirtiendo en un circuito de ocio y turismo, proponiendo desde equipamientos para plazas hasta la implantación de un camelódromo (espacio que reúne vendedores ambulantes). En el final de la década de 90, varios estudios sucesivos serian realizados, promovidos por la Associação Viva o Centro (2000), entre ellos el “São Paulo Centro – Uma nova abordagem” o “São Paulo Centro” y, por ocasión de la implantación del “Complexo Cultural Júlio Prestes “(1999) el “Pólo Cultural Luz”. Siguiendo esta misma línea de valorización de los edificios públicos, el Programa Monumenta/BID empieza su actuación en la ciudad a partir de la definición de un conjunto de edificios históricos en el área de la Luz pues es la región que más concentra equipamientos culturales y edificios remanentes de valor histórico y artístico.

Fig.12. Los diversos perímetros de los proyectos del área de la Luz: el perímetro del Programa Pólo Luz-Santa Ifigênia; de la Operação Urbana Centro y de actuación del PRI – LUZ (Perímetro de Reabilitação Integrada do Habitat). Fuente: Respectivamente “Projeto Pólo Luz”, “Edital da Operação Urbana Centro” y “Programa Morar no Centro (HabitaSampa)”. Disponible en: http://www.vivaocentro.org.br/biblioteca/index.htm. Acceso en 2011.

Fig.13. Más dos perímetros de intervención distintos en el área de la Luz: el perímetro de del Projeto Nova Luz y del Programa Monumenta/BID – Luz. Fuentes: Nova Luz – Programa de Requalificação Urbana, 2009 y Programa Monumenta/BID, Ministério da Cultura, 2001.

La diversidad de usos presente en el área, además de no aparecer en las prioridades de ninguno de estos proyectos pues, como se pudo constatar, tenían como enfoque principal la recuperación de los monumentos, nunca consiguió configurar un carácter de centralidad en el área de la Luz pues estos usos jamás convergieron en términos espaciales.  Por el contrario, los usos conviven lado a lado sin formar lugares de convivio, excepto por el Jardim da Luz, un espacio público muy antiguo y preservado, pero  que también funciona solo durante el día y a la noche cierra sus puertas. Los barrios de comercio especializado poseen una dinámica propia y sus propios transeúntes, funcionarios, consumidores, así como los que se destinan a los museos y salas de conciertos parecen ignorar la pulsación de los que pasan por la estación dirigiéndose a otras ciudades. Los innumerables edificios institucionales y educacionales presentes representan otra lógica de circulación, así como el recorrido de los moradores de los barrios del entorno, los lugares escogidos por la población “en condición de calle”  o por los usuarios dispersos en los espacios públicos que emergen en masa en las salidas de las estaciones u organizados en bloques en la entrada de los museos.

Por otra parte, el problema de tráfico de drogas está muy concentrado en el barrio de la Luz. A pesar de las tentativas de solucionar el problema reinserción en la sociedad de los viciados, este es un problema que incide en determinadas regiones de la ciudad que son objetos de interés de los emprendedores inmobiliarios.

Fig.14. En el área demolida, los viciados en crack revuelven la basura. Foto: Luiza Strauss. Fuente: http://jornalggn.com.br/blog/luisnassif/clipping-do-dia-512.

Es este paisaje complejo lo que suscita una interrogante sobre la naturaleza de estas fronteras contradictorias (Arantes, 1994), pues parece configurar otra categoría de espacio que no es propiamente un barrio (reconocible, familiar) ni es el centro, o sea, es un territorio que aún guarda la característica de zona de transición detectada en los estudios de geografía urbana en el final de los años 50, visiblemente sectorizado, escindido, aunque posee grande accesibilidad, repleto de “lugares sociales efémeros” o inhóspitos, representados por los  intersticios entre rejas y muros de grandes edificios o parques públicos, canteros, sin esquinas, grandes espacios públicos de retorno y orientación del flujo viario, sin aceras o con aceras confinadas por rejas, guard rails, sin pasaje o travesía de peatones, manzanas muradas para protección de los rieles o para privacidad de los cuarteles.

Fig.15. Vista del edificio de la Pinacoteca desde la avenida Tiradentes y las barreras que impiden el cruce de la avenida. Fuente: Google Earth, 2013.

Fig.16. Dificultad de cruzar las avenidas, dónde no hay aceras ni canteros centrales, apenas las fajas de peatones.

Por otra parte, en 2005 ocurrió la primera “Operação Limpa” de muchas que se siguieron como conducta adoptada para la vigilancia del área que junto con el cerramiento de tiendas y prisiones de contraventores y traficantes expulsó la población de calle y  las prostitutas de las áreas próximas de las estaciones y edificios públicos, causando una dispersión para áreas del entorno.

Las imágenes urbanas impuestas por las intervenciones a territorios dónde no existe un carácter definido y si una conformación polifacética, en que no hay resistencias por el sesgo de identidad, despertado apenas frente a la amenaza de demoliciones, expulsiones y expropiaciones, quedan definidas solo por sus componentes construidos, en este caso, por los patrimonios materiales o, dicho de otra forma, la imagen urbana interviene en el “trabajo de encuadramiento de la memoria que rápidamente se cristaliza en el nivel de la patrimonialización material” (Lacarrieu, 2007:53). En ese sentido, la imagen urbana retoma componentes claves de un pasado reciente o remoto y los reinterpreta en función de un presente-futuro.

En el conjunto de los proyectos propuestos para el área de la Luz, es visible que las imágenes derivan del propio recorte y de la selección que privilegió la recuperación del patrimonio monumental y es probable que resulten en un refuerzo del carácter fragmentado ya descrito, ya que, conforme afirma Delgado Ruiz “las imágenes urbanas organizan paisajes, que no serían sino producto de una política de lugares”, (…) construcciones oficiales y oficializadas que operan como instrumentos de poder y control” (1998, apud Lacarrieu, 2007, p.54-55) al revés del sentido de los lugares que emergen del conjunto de imaginarios compartidos por los  distintos grupos sociales.

Tras lo expuesto solo nos queda volver a nuevas interrogantes: ¿Cómo y quiénes decide qué formas de apropiación del barrio de la Luz serian legítimas y deberían permanecer tras la implementación de los proyectos?, ¿qué rasgos culturales y espaciales dejamos de asumir cuando se delimitan sus perímetros a priori ?

Notas

[1] “Prefeitura decide desapropriar “Cracolândia” FOLHAONLINE, 9/9/2005.

[2] Spinelli, Evandro. “Haddad engaveta plano de Kassab do projeto Nova Luz em SP”. In Folha de São Paulo, Caderno Cotidiano. São Paulo: 24/01/2013.

[3] Trabajo intitulado “Área da Luz. Renovação urbana em São Paulo”, realizado por equipo técnico de la oficina Rino Levi Arquitetos Associados por solicitación de la COGEP (Coordenadoria Geral de Planejamento, actual SEMPLA) teniendo en vista la reglamentación de las “Zonas Especiales” propuestas en la Ley de Zonificación, en las cuales el área de la Luz se encuadraba.

Bibliografía

ARANTES, Antonio Augusto. A guerra dos Lugares. Sobre Fronteiras Simbólicas e Liminaridades no Espaço Urbano. Em Revista do Patrimônio Histórico e Artístico Nacional. Rio de Janeiro: IPHAN, 1994.

ASSOCIAÇÃO VIVA O CENTRO (AVC). Mesa Redonda sobre intervenciones en la Quadra 27 y en el Pólo Luz – Santa Ifigênia. São Paulo, 10/05/2006, 57p.

LACARRIEU, Mônica. La “insoportable levedad” de lo urbano. Revista EURE (Vol.XXXIII, nº99), pp.47-64. Santiago de Chile: Pontifícia Universidad Católica de Chile, agosto de 2007.

MÜLLER, Nice Lecocq. A Área Central de São Paulo. In AZEVEDO, Aroldo. A cidade de São Paulo. Vol.III, São Paulo: Companhia Nacional, 1958.

TAMOTO, Rejane.“Mais R$ 3,6 mi para revitalização da Cracolândia”. DIÁRIO DO COMÉRCIO. Caderno Cidades, 29/11/2006. Disponible en: http://www.vivaocentro.org.br/noticias/clipping/2006/291106_dcomercio.pdf. Acceso en: diciembre/2006.


comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía