La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Generando…

por Abierto_ Ciudad Viva — Domingo, 30 de agosto de 2009

Mcfly aprovecha que el semáforo está en rojo y comprueba la hora, no llega tarde. Para a comprar fruta y unas cervezas en la tienda del sonriente y afable Samir. Después, avanza por el carril bici entrando en una calle arbolada y tranquila hasta llegar al número “12bis”, un edificio antiguo rehabilitado. Ya frente a la puerta, intenta recordar la clave de acceso y tras dos intentos fallidos, a la tercera, la puerta se abre y entra. Le recibe un alargado, oscuro y fresco zaguán. Observa Mcfly los buzones blancos a su mano izquierda con los nombres que reconoce y las escaleras de acceso a las viviendas a la derecha. Sigue recto y comienza a escuchar música, voces, conversaciones enlazadas.

Nada más acceder al patio, una pelota perdida le alcanza mientras aparca junto al resto de bicicletas. Un niño de cara redonda y enrojecida recoge el balón y le saluda distraído para volver corriendo a una pequeña piscina hinchable, donde están jugando su hermana y otros niños que reciben al nuevo visitante. Éste localiza a su amiga Helena que se acerca a él dándole la bienvenida. Juntos atraviesan el patio dejando atrás el bullicio de los más pequeños y a un grupo de personas reunidas bajo la sombra de un árbol, que están preparando la mesa y también le saludan. Acceden a una cocina comunitaria repleta de manos cortando, pelando, cociendo. A Anna y David que también viven allí y son los padres de los niños, ya los conoce y le presentan a los demás. “Esa Cariátide de ahí es Eva” dice David señalando a una mujer alta que divertida estira sus largos brazos intentando alcanzar el techo. “Sí, soy una de esas mujeres que sujetan los cimientos de la ciudad, como me descuide me esculpen aquí cual columna griega condenada durante toda la eternidad a aguantar el peso“. “Bueno, como mujer que eres tampoco sería extraño que te tocara llevar el peso de una casa, ¿no?” replica Alex que en ese momento entra en la cocina con una sonrisa socarrona y la presentan como la pareja actual de Anna.

Mcfly coloca las cervezas en la nevera y la ensaladilla rusa en un cuenco grande para pasar a preparar la ensalada junto a Anna que ya está cortando tomates y prosigue hablando. “Por eso precisamente, Helena, es interesante el trabajo que hacéis las arquitectas ya que con nuestras propias experiencias, las mujeres generamos una ciudad distinta“.  “En ese sentido“- prosigue David pelando unas zanahorias- aunque imagino ya lo conoceréis, os recomiendo el libro de Carmen Espegel, “Heroínas del Espacio“. Expone la evolución social de la mujer a través de la historia, y cómo éstas han intervenido en la Arquitectura Moderna, centrándose en cuatro mujeres de ese período: Eileen Gray, Lilly Reich, Charlotte Perriand y Margarett Schütte… no sé qué“. “Margarett Schütte-Lihotzky. Ya, bueno, aunque esas mujeres son las de siempre”- replica Helena mientras se lía un cigarrillo- “en Berlin acabo de ver la exposición Bauhaus Model y se pueden rescatar muchos otros nombres: Marianne Brandt, que en 1929 trabajó en el estudio de arquitectura de Walter Gropius como diseñadora industrial, Lucia Moholy-Nagy, Florence Henri y Gunta Stölzl entre otras…” .”Esa exposición está muy bien, si no fuera por la oda que hacen de IKEA como ejemplo actual de los parámetros de la Bauhaus sin analizar las formas de producción de la multinacional o mostrar un punto de vista más complejo al menos” le interrumpe Alex con cierto ánimo polemista. La conversación se desvía sobre IKEA por un lado y por otro lado, sobre la decisión de Helena de vivir a caballo entre dos países, dos ciudades y las ventajas y desventajas de tener su vida dividida en dos escenarios distintos.

Bauhaus Soytomboi video

Cuando se sientan a la mesa, Mcfly conoce a Pouya que es un recién llegado al vecindario como fruto de un intercambio de viviendas que ha realizado para poder disfrutar una temporada de esta dinámica ciudad. Pouya pregunta por una camiseta roja que se dejó en la zona de lavandería y Mery, una octogenaria de ojos vivaces de curioso acento, le replica que también encontró unos vaqueros desgastados que imagina suyos. Todos se ríen ya que Pouya parece ir dejando un rastro allá donde va. “En el coche que tenemos comunitario, se dejó las llaves de su casa y tuvo que entrar por mi balcón porque no recordaba que Helena tiene copias” cuenta Anna que intenta convencer a su hija de que pruebe la ensalada. La niña parece más interesada en escuchar la historia que Mery le estaba contando. Los niños pasan mucho tiempo con Mery por un intercambio de tiempos pactado con Anna y David con la mujer, a cambio de ayudarle con las tareas del hogar y prepararle la comida. En algún momento, se retoma la conversación previa y Helena nombra a otras mujeres: “Dolores Hayden, Jane Jacobs, Denise Scott Brownhan escrito sobre urbanismo y arquitectura, desde sus experiencias como profesionales y como mujeres. Y en la actualidad, es muy interesante GDUS: Gender, Diversity and Urban Sustainability, una red de mujeres urbanistas y arquitectas que trabajan, investigan y teorizan sobre la relación entre género, arquitectura y urbanismo. También son muchos los ejemplos de práctica arquitectónica“. “A mi me gustó aquel que me contaste de Viena” apunta Anna que ha desistido de la batalla con su hija que está sentada sobre el regazo de Mery comiéndose la ensalada tan ricamente. “El proyecto Fraüen-Werk-Stadt es paradigmático porque llegó a cambiarse la normativa para poder aplicar los parámetros de género que planteaba ese complejo de viviendas pensado por y para mujeres“.

Ya se ha ocultado el sol y el ambiente se está refrescando. Casi sin haber acabado de comer, es la hora de la cena y se van retirando algunos. David se lleva a sus agotados hijos que estos días duermen en su casa. Eva se ha quedado con ganas de saber más de lo que contaba Helena y pregunta:”¿Pero una buena arquitectura no sería adecuada por igual para hombres y mujeres?” Helena, que medio adormilada apoyaba su cabeza en el hombro de Mcfly, recupera la energía y contesta: “Depende de lo que se entienda como tal, la cuestión es que si sólo se toman parámetros propiamente arquitectónicos, generalmente se cae en hablar de un usuario y ciudadano genérico que excluye a la mitad de la población“.”Para ampliar esa mirada, interesantísimo el libro “La ciudad compartida” de la socióloga María Angeles Duran que muestra otros sujetos urbanos en ciudades con memoria y con tiempos organizados de diferentes maneras” añade Alex. Y Helena continúa comentando que dentro de poco se va a celebrar el II Congreso de las mujeres de Barcelona que versará sobre estas cuestiones. “Precisamente en un rato viene mi amiga Zaida, que participa como experta en uno de los bloques temáticos de dicho congreso, con ella realicé el taller ese que os conté de la Casa sin Género. Y bueno, somos muchas otras las profesionales trabajando en estas cuestiones desde los feminismos, como Inés Sánchez de Madariaga, Hiria Kolektiboa, Col.lectiu punt6 , el foro Genero urban, UrGe…y muchas más…”

Con la llegada de más gente, la velada parece reactivarse. Mcfly sabe que la cosa se alargará hasta bien entrada la noche, sonríe y piensa: “En realidad no hace falta una máquina del tiempo para rescatar experiencias anteriores, a veces basta con vivir con permeabilidad un presente repleto de pasados”, y se anima a jugar un futbolín con Helena y las demás.

Our Unnerving City

Marianne Brandt, 1926

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , ,

10 comentarios a “Generando…”

  1. Brijuni dice:

    No sé qué decir. Me habéis pillado muchísimo esta vez en el fondo y en la forma (estilo). Ahora que circunstancias personales nos hacen cada vez ser más conscientes del género de la ciudad (que no sabemos si es el masculino porque es el del capitalismo, pero sabemos que no es el femenino aunque sea el de la economía), nos gustaría pensar en una ciudad hecha por mujeres para ver si de verdad terminan por adaptarse así a las personas. ¿Sabéis de alguna?
    Nosotros tenemos algunas pistas pero no nos pillan cerca… Nos alegramos de que hayáis aprovechado tan bien las vacaciones!

  2. uxi dice:

    Hola McFly y seguidor@s
    me gustó el artículo, esta muy bien visibilizar a las mujeres de la arquitectura y el urbanismo, tantas veces postergadas
    Hay intentos de configurar recomendaciones para una ciudad desde la perspectiva del genero femenino (la ciudad que mas propuestas concretas tiene es Viena y generalmente han partido de iniciativas lideradas y pensadas por Eva Kail)
    Aunque no tengamos respuestas certeras, es bueno comenzar a discutir la mirada y las soluciones únicas y abstractas, rescatando las experiencias de las mujeres en la vida cotidiana como fuente de conocimiento y sobre todo para aquellas que esten relacionadas con la construcción, la arquitectura y el urbanismo dejar de lado la esquizafrenia a la que nos ha llevado la formación y la práctica profesional, recuperando nuestra propia experiencia y reclamando otras formas de hacer y pensar
    hasta luego

  3. escif dice:

    No tengo palabras….Solo deciros que me he emocionado leyendo el post y he terminado con los ojos vidriosos….No se muy bien porqué!!! pero así ha sido….

    Voy a volver a leerlo….

    Gracias!

  4. Maria H. dice:

    Interesante y necesario tema, el que ha presenciado McFly en esta reunión. La imprescindible participación de las mujeres, aportando “otra mirada” y por tanto otra concepción del urbanismo y la arquitectura, el rescate de aportes de profesionales generalmente olvidadas o ignoradas en la historia y la academia. Nuestras ciudades seran mas vivibles para todas y todos, y nuestras relaciones mas adecuadas, cuando en su planificación se contemplen las necesidades de ambos generos. Sera preciso, que las arquitectos, sean arquitectas, con conciencia de su rol, para conseguirlo.

  5. Au dice:

    Lo de la Cariátide es muy cierto. Buen texto, ya me anoté para el II Congreso de Mujeres en BCN.
    Y aprovechando, no sé si conozcan este episodio de Muchachada Nui, Regreso al futuro IV. Un poco de buen humor no viene mal:

    http://www.youtube.com/watch?v=uH3rPP-8UEk

  6. Fra Fri dice:

    Me ha gustado muchissimo el post!!! Pero que pena que no pude votar!
    El sistema no me deja evaluarlo mientras los otros de la pagina sì!
    Espero sea un problema solo mio,
    Pues pongo a Mcfly un 5×2= 10!

  7. Valerio dice:

    “…vivir con permeabilidad un presente repleto de pasados”… es una gran manera de empezar a hacer cualquier cosa, visibilizar lo injustamente invisible, reivindicar un espacio, repensar estas ciudades… me ha gustado.

  8. inex dice:

    Fantástica! Simplemente genial.
    Es un placer y una grande alegría leer las historias de Mac Fly: cuentos con contenido, experiencias, datos en que finalmente se dan a conocer los hechos femininos y en qué se valora el papel de la mujer: en la sociedad, en la ciudad.
    Hay que invertir de una vez los términos más comunes y hacer del personaje femenino el ser más activo, por que de hecho: ya lo es. ¡Me encanta la idea!
    Repito, sin ninguna vergüenza: fantástica.

  9. La Ciudad Viva»Archivo del blog » Género, individualismo y espacio. dice:

    [...] comentario demasiado largo a un excelente post de Martin Mcfly de hace unos días. Nos referimos a “Generando…” y no se trata en absoluto de rebatir lo aportado en él, sino de explorar una línea de reflexión [...]

  10. Género, individualismo y espacio. « Out_Arquias_Publicaciones dice:

    [...] comentario demasiado largo a un excelente post de Martin Mcfly de hace unos días. Nos referimos a “Generando…” y no se trata en absoluto de rebatir lo aportado en él, sino de explorar una línea de reflexión [...]

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía