La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Franziska Ullmann: espacios inusuales en Viena (2)

por Eva Alvarez — Lunes, 17 de marzo de 2014

Texto: Eva Álvarez, Franziska Ullmann, Carlos Gómez

Fotografías e imágenes: Cortesía (c)Hannah K. Jenal; (c)Franziska Ullmann (esquemas); (c)Paolo Mazzo vía Flickr

Resumen: Franzisla Ullmann, arquitecta vienesa, después de años de práctica profesional aplicando criterios de género y después de años de docencia sobre Concepción espacial y Diseño en la TU de Stuttgart, charla con nosotros sobre su compromiso personal en su trabajo. Una entrevista -online- desde Stuttgart por Eva Álvarez y Carlos Gómez.

[Frauen-Werk-Stadt in Vienna: señal informativa; cortesía de (c)Paolo Mazzo via Flickr]

Introducción:

¿Quién define lo que s ‘buena’ arquitectura?¿Quién tiene en cuenta los problemas arquitectónicos específicos? ¿Cómo se evalúan los resultados? ¿Quién atiende a las necesidades de los usuarios?

Estas cuestiones guían esta serie de entrevistas ya que, repetidamente, nos damos cuenta de que el trabajo de los arquitectos es severamente observado por medio de lentes ajenas a nuestra vida diaria. No entendemos por qué la arquitectura que se reconoce como ‘buena’ es con frecuencia incapaz de atender las necesidades e intereses de la vida diaria y cotidiana. Ya abordamos esta idea en el post anterior sobre el trabajo de Eva Kail y continuamos revisándola, ahora ayudados por los comentarios de Franziska Ullmann.

En 1993, Ullmann ganó el concurso para el diseño del barrio Frauen-Werk-Stadt en Viena que ha sido el primer barrio diseñado y construido atendiendo a criterios con perspectiva de género: el diseño del conjunto ha atendido principalmente a las personas que cuidan a otros, mayoritariamente mujeres. Y también ha sido diseñado por arquitectas -Liselotti Peretti, Gisela Podreka, Elsa Prochadzka y Franziska Ullmann. Asimismo, ha sido incluido en el catálogo de buenas prácticas publicado por UN-Habitat.

Franziska Ullmann entiende que la arquitectura es una cuestión de posición interior. Quizá debido a este planteamiento, se ha interesado por el trabajo de Margarete Schütte-Lihotzky que fue la primera mujer arquitecta de Austria –a principios del siglo XX- y que diseñó la Cocina Frankfurt en 1926 para ser producida industrialmente.

Ullmann considera que Schütte-Lihotzky tuvo una posición muy clara en el campo de la responsabilidad social; quizá el mismo tipo de responsabilidad que ella misma asumió cuando abordó el diseño del plan director del conjunto Frauen-Werk-Stadt y el diseño y construcción de varios edificios de este barrio…No obstante, dicho barrio lleva también el nombre de Margarete-Schütte-Lihotzky-Hof.

[Frauen-Werk-Stadt en Viena. Cortesía de (c)Franziska Ullmann]

Y podría ser que, debido al mencionado sentido de responsabilidad, una  de las ideas principales de la propuesta de Ullmann –después de visitar el solar del concurso-  fuera mantener la conexión entre la calle principal y los habitantes de los edificios periféricos al nuevo conjunto. Así, una cuestión importante para ella, fue el no bloquear el acceso peatonal de los habitantes ya existentes al transporte público en la calle más importante y tratar  que esta conexión se convirtiera en la arteria principal del nuevo barrio… Este entendimiento de la inserción de nuevos edificios en una estructura ya existente es relevante para nosotros. Tanto como su propuesta de espacios semiprivados y semipúblicos que puedan dar mayor variedad de espacios a nuestro entorno común.

Hablamos en esta entrevista sobre su posición personal sobre la arquitectura, sobre la normativa y sobre la necesidad de que las mujeres ocupen puestos oficiales o administrativos relevantes.

Entrevista:

Eva Álvarez, Carlos Gómez (EACG): Hablando sobre tu propuesta para este plan director (master plan) ¿Has tenido problemas con la diferenciación entre espacios semiprivados y espacios semipúblicos? Porque público o privado son nociones bastante claras, todo lo contrario que semipúblico o semiprivado.

Franziska Ullmann (FU): Para mí, los espacios semipúblicos o semiprivados están bastante claros ya que sólo significan una superposición de las funciones: es algo parecido a dotar el espacio de distintos tipos de filtros. Y entiendo que dichos filtros son necesarios e importantes para la orientación y para facilitar el comportamiento de la gente ya que, las personas nos comportamos de manera diferente en función de nuestra apreciación de las condiciones del lugar. Semipúblico o semiprivado…Entiendo que este tipo de espacios actúan como filtros de manera que, paso  a paso, podamos avanzar hacia más intimidad o retroceder hacia más publicidad.

[Frauen-Werk-Stadt in Vienna: espacios semipúblicos; cortesía de (c)Paolo Mazzo via Flickr]

EACG: Parece una cuestión de carácter árabe ¿Has estado en muchas ciudades árabes?

FU: He pasado un año en países árabes. Estuve trabajando en Túnez durante un largo periodo de tiempo y estuve viajando por Persia, Irán, Afganistán…He estado muchas veces en Egipto. Creo que tengo una comprensión clara de cómo la gente desea vivir allí.

EACG: Podría suponer una mejora importante ya que, mayoritariamente, cada espacio es público o privado ¿Piensas que este tipo de espacios se necesitan en nuestro entorno construido, es decir en nuestras ciudades?

FU: Sí, desde luego. Podemos reconocerlo también en las granjas en el campo; en el entorno rural, las casas tienen una habitación bastante sencilla: disponen de una cocina, un banco y una mesa. Y esta es la habitación donde, por ejemplo, se admite que los carteros entren; es ahí, donde se produce un tipo de solapamiento entre el exterior oficial y el interior oficial…Este es para mí un espacio semipúblico. Y, en las ciudades árabes, todos esos patios delante de las casa, con muros altos son una variedad de espacio semiprivado. Es un tipo de sentimiento que es diferente dependiendo del país en el que uno esté… Por tanto, podemos entender que las zonas de juego infantiles en el barrio son un tipo de espacio semipúblico porque todo el mundo que vive en el conjunto puede usarlos porque son propiedad del barrio. No es público para todos: es sólo público para las personas que pertenecen a ese grupo. Y en el caso de que los niños vecinos de las casas próximas puedan ir allí a jugar y puedan hacer ruido, probablemente pueda surgir algún tipo de conflicto…

[Frauen-Werk-Stadt en Viena: sespacios semipúblicos; cortesía de (c)Hannah K. Jenal]

EACG: ¿Encontraste algún problema con la normativa a la hora de diseñar este tipo de espacios?

FU: Existe normativa. Tienen un montón de normas: no jugar al fútbol, no patinar, no, no…Pero los niños no siempre cumplen estas normas.

EACG: ¿Fue duro desarrollar el proyecto para Frauen-Werk-Stadt? ¿Tuviste algún problema especial a la hora de sacarlo adelante desde tu toma de posición?

FU: Resultó fácil ganar el concurso ya que la propuesta para el plan director parecía ser un proyecto muy claro y dicho master plan fue totalmente aceptado. Después de ganar el concurso, el desarrollo del proyecto se dividió entre dos inversores diferentes; en mi parte, el inversor fue la ciudad de Viena. Y esta situación fue realmente dura, ya que ellos no entendían el tipo de apartamentos que queríamos hacer…No querían tener esa galería-corredor a un lado…Redactamos catorce variaciones completas del proyecto hasta que la persona –un hombre- que supervisaba el progreso de esta actuación fue sustituido. Tuvimos una reunión con todas las partes y surgió otro equipo y, finalmente, después de dibujar todas esas variaciones…entonces, de repente, hubo otra opinión y el proyecto fue aceptado…pero fue duro, realmente duro.

[Frauen-Werk-Stadt in Vienna: paseo peatonal interior; cortesía de (c)Paolo Mazzo via Flickr]

EACG: ¿Qué tipo de problemas encontraste cuando estabas discutiendo con ese departamento?

FU: Tenían demasiados reglamentos que provenían de su larga tradición en promover vivienda social y –en su opinión- esta normativa evitaban posibles problemas futuros. Esto suponía no poder disponer ventanas a los patios en el nivel de suelo, no poder disponer mucho vidrio; todo tenía que ser resistente, fuerte y cerrado de manera que nadie pudiese destruirlo. La experiencia que esta administración había tenido respecto de la gente que habitaba este tipo de viviendas que ellos promovían era la de gente que no cuidaba su entorno construido. Esta fue la experiencia que habían tenido durante los quince años anteriores y tenían fijada una idea muy clara de cómo la vivienda social debía mostrarse para evitar cualquier tipo de problema.

EACG: ¿Has tenido noticia de algún problema con los usuarios de las viviendas en el barrio que has diseñado?

FU: Los edificios han tenido diferentes tipos de habitantes. Los edificios propuestos en el master plan se dividieron en dos partes que se asignaron a distintos inversores. Uno de ellos fue la ciudad de Viena que fue responsable de la vivienda dirigida a las personas de bajos ingresos. La otra parte fue dirigida a otro tipo de clientela…y uno lo puede ver sólo con mirar al barrio ya que una parte es toda verde, llena de plantas…y en la otra parte no hay, ya que la normativa de la ciudad no permite a los habitantes sacar plantas al exterior y menos aún al corredor. Las pantallas que deberían tornarse verdes no lo están porque a la gente no le es permitido poner nada allí. Aún hay una regulación muy estricta.

EACG: ¿Cómo fue que la ciudad decidió dividir la ejecución del proyecto entre distintas arquitectas después de que ganases el concurso para el diseño del plan director?

FU: Pensaron que quizá una única persona no podría diseñar un proyecto tan grande…Se mostraban escépticos sobre las mujeres arquitectas y parecían tener muchos prejuicios. Por otra parte, la ciudad de Viena sólo podían hacer frente a la construcción de la mitad de las viviendas del total del complejo y buscaban otro inversor. Pienso que para Eva Kail no fue fácil encontrar otro inversor ya que todos eran muy escépticos…hasta que llegaron a un acuerdo con GPA – Asociación para la construcción de vivienda de los trabajadores privados- y la razón del por qué fue una mujer también, Elizabeth Weihsmann. Estaba bastante empeñada y fue muy receptiva al respecto del proyecto, todo lo contrario de la ciudad de Viena que fue siempre escéptica y con un montón de problemas y contradicciones.

[Frauen-Werk-Stadt en Viena: sespacios semipúblicos; cortesía de (c)Hannah K. Jenal]

EACG: ¿Crees que el proyecto salió adelante por la determinación de Eva Kail?

FU: Desde luego. Puso mucha  energía en este proyecto. Y si ella no hubiese iniciado esto, creo que no lo habrían construido…Por aquel entonces, había otros muchos proyectos que estaban tratando de cambiar la normativa de vivienda social. En aquel momento, la reglamentación de la vivienda social era tan rígida que otros arquitectos –también algunos hombres- luchaban contra dicha situación tratando de hacer algo diferente. Una de estas ideas era dar un nombre a esos proyectos de manera que pudieran ser identificados no  sólo como vivienda social normal: tenían nombres como complejo de viviendas Inter-Ethnic o Generation. Trataron de mantener los nombres para tratar de obtener un poco de libertad, para poder hacer algo distinto, algo especial. Y con tiempo, paso a paso, este cambio en la normativa abrió un camino…Aunque llevó ocho o diez años, desde los 90 hasta los 2000.

EACG: Por tanto, me estás contando que la normativa de la ciudad de Viena era demasiado estricta en lo relativo a la vivienda social y que algunas personas abrieron un camino paso a paso… ¿Piensas que han tenido éxito en el cambio de dicha normativa?

FU: Absolutamente. Y fue posible porque contamos con la contraparte de Eva Kail que ocupaba una posición oficial…En aquel momento, visualizábamos la situación comparándola a algo parecido a hacer un agujero en una pared y tan pronto como pasábamos, poco a poco algún cambio lográbamos pero a pesar de ello, la pared se cerraba otra vez, en un momento. Así el siguiente tenía que luchar otra vez la misma batalla, una y otra vez. Y creo que sólo por iniciativa de Eva Kail se tuvo un conocimiento generalizado sobre la existencia de este malestar; y ella también compartía esta voluntad de modificar algo paso a paso…Ella inició un cambio que en un lapso de de diez años ha abierto el programa de vivienda.

Y puede que ahora se haya llegado al otro extremo y a mi entender se debería retroceder: la vivienda social no sólo ha mejorado en cuestiones de género sino que también ha mejorado en cuestiones muy formales. Y entiendo que la cuestión formal no es tan importante: sólo es buena para las revistas de arquitectura. Pero esto no estaba en la base de las ideas originales ya que esta postura hace que las viviendas sean más caras. Así que, en mi opinión, ahora tenemos que retroceder y esperar que no pierdan de vista la cuestión más importante que es la cuestión de lo cotidiano…Entiendo que los arquitectos están ahora haciendo diseños más para las revistas que para atender las  necesidades básicas reales.

[Frauen-Werk-Stadt en Viena: calles alrededor; cortesía de (c)Hannah K. Jenal]

EACG: ¿Podrías expresar por qué deberíamos convencer a otras personas sobre la necesidad de la incorporación de la perspectiva de género en arquitectura y planeamiento?

FU: Me parece que hoy en día la corriente principal en arquitectura es el diseño de autoría individual. Y, por el contrario, entiendo que es necesaria una aproximación plural. No quiero decir que debamos tener una forma común sino un interés común. La mezcla de funciones es todavía muy importante ya que  queremos tener una vida cotidiana normal y no una separación y segregación de actividades e intereses. Así que debemos tratar con las cuestiones de la función de la vivienda y del trabajo, con la cuestión de las compras y también con la cuestión del tráfico. Debemos pensar en la cuestión de la edad, de la gente joven, de los niños, de las personas mayores, desde luego… Entiendo que la cuestión demográfica es también muy importante.

Sabemos que mayoritariamente son las mujeres las que se ocupan de las necesidades diarias…Y hay muchas cosas individuales que combinar cada día para hacer que la ciudad realmente funcione: tener todas esas cosas próximas, que las distancias no sean muy largas sino que sean cortas… La arquitecta Schütte-Lihotzky siempre habló de la ciudad de distancias cortas…y también nosotras…

Estas son cuestiones realmente sencillas y algunas personas parecen olvidarlas. La perspectiva de género aproxima estas cuestiones al diseño.

EACG: Muchísimas gracias!

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Un comentario a “Franziska Ullmann: espacios inusuales en Viena (2)”

  1. home improvement game dice:

    Low cost housing also involves proper treating resources, whether in terms of materials, labor
    or money so that end product contains the cheapest as
    a consequence of efficiencies that are used during building.
    One from the most important aspects of Marble floor medallion manufacturing could be the technique used or cutting the marble medallions in the suitable sizes.

    And for the handyman you’ll find do-it-yourself kits.

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía