La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Experimentos artificiales y/o urbanos

por infusionesurbanas — Lunes, 24 de marzo de 2014


Composición con los elementos de la tabla periódica formando las palabras ………….
“Polis” “Urbs” “Civitas”

Se siguen construyendo ciudades, de un sitio a otro del mundo, justificadas en coyunturas económicas, territoriales y temporales. Lugares para el intercambio y la coexistencia, para producir, para defender o colonizar. Crecen y crecen, consumiendo de modo irreversible unos de nuestros recursos más preciados: el territorio.

Se han construido infinidad de modelos y tipos de ciudades, espontaneidades o búsquedas para optimizar las finalidades que se pretendían, incluso, a veces, para encontrar las distintas maneras de habitar, de vivir mejor, soñando en acercar y en proyectar la naturaleza en el medio urbano, que cuando incorporamos las técnicas propias de la disciplina pensamos en criterios establecidos como que a mayor densidad menos consumo de territorio, compacidad, densidad óptima, hibridación y más y más.

Tanta experimentación y tanta herencia, en unos casos mejor documentados que otros, casos de éxitos y de fracasos, que en definitiva han significado y significan consumos de territorio en unos casos más eficaces, más funcionales, versátiles, más duraderos, más respetuosos con los valores del medio y con los recursos que necesita, pero en otros menos y en los que los modelos fracasaron o sencillamente dejaron de cumplir con las finalidades de su origen y fueron destruidos u olvidados, o también transformados manteniéndose, en estos casos, caracteres de origen que dependiendo del acierto distorsionan en mayor o menor medida la habitabilidad y las funcionalidades actuales.

En estas transformaciones y crecimientos, se añaden las personas como el que corrige el punto de sal de un plato. Nuevos espacios para acoger a personas, miles de historias en movimientos, con origen y destinos sorprendentes que terminan en alojamientos transitorios, más o menos permanentes, y a veces identificándose con el lugar. Y siempre, en cualquiera de los casos, consumiendo recursos.

En esta tesitura quisimos reflexionar sobre estos aspectos de la ocupación y la relación entre el usuario de la ciudad y el sombreado proveniente de un programa informático utilizado en el diseño de ciudades y edificios. Enmarcado en el contexto de la exposición colectiva “40 cm3  Ocupados” de Un Gato en Bicicleta, a través de una pieza interactiva “Ocúpate de Ocupar”, creímos en la libertad de todos en disponer objetos a su antojo en un lienzo caracterizado con algunos “pattern” de uno de estos programas.

Ocupate de ocupar. Pieza realizada para la exposición “40 cm3  Ocupados” de Un Gato en Bicicleta. Infusionesurbanas.

Tras el experimento, una de las anécdotas que nos llamó la atención es la facilidad con que las piezas cambiaban de lugar, ¿intentos fallidos de colocación?, movimientos que dejan huellas en el lienzo.

En este post queremos centrarnos en esta idea de los intentos fallidos, de la concepción de los movimientos, de las situaciones que no se adaptan a las personas y en la necesidad de experimentar y compartir las decisiones para evitar Proyectos que son certezas basados en intuiciones que aplican indicadores cuantitativos que nos llegan de otros lugares y otras situaciones.

Una idea para explorar otras metodologías de trabajo en la planificación, una apuesta tecnológica y participativa que nos permita “otras visiones”, otras oportunidades para explorar, para ensayar y poder evitar o minimizar los errores, un método como el acierto-error que nos lleva al acierto después de haber evitado todos los errores necesarios, experimentaciones artificiales que entre otras grandes ventajas evita el empleo de recursos materiales en los desaciertos y en la perfección del acierto

Cuando diseñamos la ciudad lo hacemos con indicadores para las densidades y los usos urbanos estandarizados y preceptivos. ¿Cómo sabemos donde la ciudad necesita un polideportivo, o donde sus ciudadanos van a usar una biblioteca?. Analizamos perfiles de ciudadanos y decidimos cuando la realidad es que la planificación se debe abrirse para atender las demandas y las ilusiones ciudadanas y que para ello la caja de herramientas del urbanismo actual debe ampliarse y ampliar los potentes recursos tecnológicos que nos ayudarían, a todos, a perfeccionar propuestas y soluciones.

Diagrama proceso. Europan 2012. Regionale 2016. Infusionesurbanas.

Pueden proponerse proyectos pilotos, experimentaciones ligeras, usos transitorios, procesos de decisión a través de la utilización previas y de experimentación. Generar toda esta recogida de datos, de dinámicas urbanas  para introducirlas en el proyecto de ciudad.

En un camino convergente se encuentra la simulación de los proyectos y de sus impactos a través de las distintas plataformas que se vienen aplicando a otras disciplinas y que debemos aprender y trasladar sus aspectos mas útiles y aplicables al urbanismo, la vida artificial puede desvelarnos algunas claves, algunas necesidades urbanas, algunas claves no usuales… la complejidad interactúa con agentes y vida propia, los resultados han de ser interpretados e incorporados en la medida que el hombre, urbanistas, instituciones y ciudadanos valoren positivamente los nuevos aspectos positivos que surgirán

¿Qué ocurriría si la simulación urbana se comporta como campo de experimentación y no como elemento de predicción? Contando con los límites realistas de las herramientas, la simulación urbana es una tendencia de ANÁLISIS de los procesos de crecimiento urbano, sigue la lectura de patrones urbanos, que de forma matemática desvelan comportamientos manejables a nivel micro, ya que podemos relacionar de manera directa el comportamiento básico de un individuo, pero no el comportamiento macro, el conjunto de relaciones colectivas y “emergentes” que ocurren en lo urbano.

Por ello estas herramientas tienen un procedimiento claro, identificar y abstraer los elementos determinantes de los comportamientos (ya sea crecimiento, transformación o cualquier proceso urbano) para poder introducirlo y sacar conclusiones contando con la elevada capacidad de procesamiento de las maquinas. Por aquí se inicia el reto del futuro ¿Pueden ayudarnos estas herramientas a comprender y concretar los indicadores y los procesos más determinantes en un proyecto urbano donde la complejidad y la aleatoriedad es la base del trabajo?

El territorio es finito y la irreversibilidad una característica, preservémoslo e intentemos ser los más certero posible en las decisiones y si es apostando por nuevas metodologías de experimentación, estudiémoslas y aprendamos a ser cada vez más precisos, más rigurosos, más respetables con nuestro medio y con sus recursos.

 

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votos, media: 4,83 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , , , ,

Un comentario a “Experimentos artificiales y/o urbanos”

  1. Gumer dice:

    Hola amigos. Enhorabuena por vuestro artículo.

    Recuerdo como un día en una clase de urbanística le dije a un profesor que quizás sus teóricas fuesen más útiles si explicasen ejemplos de ciudades/pueblos existentes en lugar de enseñar a calcular la ocupación de una parcela. Su respuesta fue que para aprender esas cosas ya existía la asignatura de historia.

    Creo que uno de los principales errores de las personas, en todos los campos de la vida y el conocimiento, es que no aprendemos lo suficiente de nuestro vasto y extenso pasado, y de nuestra infinidad de errores ya cometidos.

    Hablar de experimentación e innovación está muy bien, pero antes deberíamos conocer mucho, muchísimo, mejor toda nuestra historia. No se puede innovar si no se conoce la diferencia entre la que es nuevo y lo que es viejo.

    Tenemos que aprender a enseñar y enseñar a aprender sobre la ciudad y el urbanismo. Tengo muchas esperanzas puestas en vosotros al respecto. Un abrazo.

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía