La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Viviendo Quito

por Abierto_ Ciudad Viva — Jueves, 1 de octubre de 2009

Quito transversal
Impresiones del Taller Internacional de Arquitectura
Quito-Cuenca-Andalucía. Julio 2009

La llegada a Quito ya nos permitió percibir cuáles serían las condiciones físicas en las que se iba a desarrollar nuestro trabajo. Así pues, desde las ventanillas del avión se repetía la secuencia de edificios que rodeaban el aeropuerto, como si de una visión de cinematógrafo se tratara. El aeropuerto se nos mostraba como quebrada artificial, hueco que rompe la ciudad que lo terminó rodeando, hueco que repetía lo que la naturaleza llevaba imponiendo durante siglos en este lugar.

El aire andino y la perenne primavera también nos invitaban a conocer la parte más viva de la ciudad, siempre rodeada de accidentes geográficos, siempre poblada.

La intención del taller era la de generar un ámbito de trabajo que permitiese una reflexión profunda sobre una parte de la ciudad, lo que nos abriría al conocimiento de Quito y sus gentes, muy difícil de alcanzar en otras circunstancias.

Los grupos de trabajo debían entremezclar a estudiantes y profesores de  escuelas de Arquitectura ecuatorianos y de las escuelas de Arquitectura andaluzas, para así provocar una verdadera cooperación que nos uniese desde nuestros conocimientos comunes y a la vez diferentes, para producir un resultado cierto. El conocimiento imprescindible de la realidad local debía ponerse sobre el tablero, al lado de la visión del que mira por primera vez, más libre de prejuicios, y se siente seducido con unas posibilidades, a veces, nada evidentes.

El primer paso nos mostró la vitalidad de Quito. Quito sí es una ciudad viva. La búsqueda de datos y sensaciones a lo largo del área de trabajo y los comentarios de especialistas, así nos lo hicieron ver. Ciudad habitada, congestionada de tráfico, ciudad de peso histórico, trama imposible que se extiende como un mantel sobre la abrupta tierra. Ciudad de transportes y sonrisas, de mercados abarrotados, ciudad de nubes y claros, en donde siempre es primavera.

Quito en relieve

El área de trabajo se extendía a lo largo de la quebrada de Jerusalén, la Ulla Wanka Yacu inca, como si de un límite imperceptible pero sólido se tratara. La quebrada divide el centro histórico de la suave loma de El Panecillo, parte su obligado desarrollo longitudinal y se convierte en una especie de ribera para los que llegan del sur de la ciudad y del país.

La quebrada está tapada, la quebrada está ocupada y la quebrada está agujereada. Muchas han sido las operaciones de apropiación desde que el desarrollo urbano de Quito empezó a competir con las bravas aguas de montaña que bajaban por ella.

La sensación inicial y el conocimiento posterior de esta realidad compleja nos mostraba que frente a un problema de borde que separa partes inconexas, siempre se habían dado soluciones parciales menores y sin relación aparente con las anteriores.

Quito en relieve_2

Los trabajos del taller empezaron a vislumbrar que la mejora del hábitat urbano, no debía de ser solamente física, sino que debía ir dirigida a evitar la segregación, mejorar la sensación de seguridad, imaginario férreo que maniata a Latinoamérica, e integrar las potencialidades de su centro histórico con la densidad de actividad que imperaba en ciertos nodos de la quebrada.

El gran grupo de casi sesenta personas, entre profesores y alumnos, se dividió en cuatro subgrupos, para favorecer la mezcla de manera equitativa entre los profesores y alumnos ecuatorianos y españoles. Para ello se recurrió al sorteo, que permitiría, de manera aleatoria y equilibrada, romper prejuicios y abrirse como nuevo foro de trabajo e intercambio de ideas.

Tras escasos e intensos cinco días de trabajo, los proyectos y sus conclusiones fueron presentados en el Congreso Internacional, la Ciudad Viva como Urbs, que se celebró a continuación del taller.

propuesta

Los cuatro grupos fueron mostrando, desde el análisis del hecho físico de Quito, como urbe y como enclave geográfico, que las posibilidades del área de trabajo entorno a la quebrada de Jerusalén eran inmensas. Desde la renovación de las infraestructuras existentes y mejora de la calidad de sus espacios. Pasando por el reconocimiento de la quebrada como lugar de encuentro, como columna que une y sujeta, o río, no de agua, sino de intercambio de personas e ideas. Hasta incluso entender a la quebrada como lugar de traba y cosido entre el centro histórico y el enclave omnipresente de El Panecillo.

La exposición sugirió que la intención última y propósito del taller, en todos los casos, fuera la de convertirse en un mediador para regenerar la confianza y la vida de esos lugares, para volver a habitarlos. Capaz de ilusionar a técnicos, vecinos y políticos y redescubrir así, que el sistema de trabajo y de reflexión propuesto, como búsqueda de ideas y soluciones, podía convertirse en un nuevo modelo extensible a otras partes de la ciudad de Quito, o simplemente de la ciudad.

propuesta_detalle

Juan Gavilanes es arquitecto y profesor de Proyectos Arquitectónicos VII de la eAM’

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votos, media: 2,38 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios a “Viviendo Quito”

  1. luisa b dice:

    Buen trabajo, ¿dónde se puede ver más?

  2. Juan G. dice:

    Realmente el trabajo fue muy interesante, y muy rico por la mezcla de enfoques y por la singularidad del entorno, por otro lado con los mismos problemas que muchas áreas de cualquier otra ciudad.
    Este es el segundo post que colgamos en Ciudad Viva sobre el taller.
    Se está preparando una publicación de la cual desconozco aún las fechas.
    También es probable que se cuelgue algún otro post.
    Gracias por tu interés y supongo que en esta web podremos enterarnos.
    J.

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía