La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


NUEVAS FORMAS DE INTERVENCIÓN SOCIAL EN VIVIENDA PÚBLICA. EL CASO DE ASIVECAM EN LA COMUNIDAD DE MADRID

por Francisco Ochoa Casariego — Lunes, 1 de diciembre de 2014

 

Con el siguiente artículo queremos presentar y difundir brevemente una buena práctica reconocida por UN Habitat en 2012 que se está desarrollando en la Comunidad de Madrid en el ámbito de la vivienda pública. Nos referimos al servicio de asistencia vecinal ASIVECAM.

Vamos a centrarnos en un proceso que se ha desarrollado en los últimos años para mejorar la convivencia en los barrios que tienen alta concentración de viviendas del IVIMA que por diferentes motivos han podido generar conflictos. Esta visión resulta novedosa al incorporar la visión de intervención social en una Consejería, de Transportes, Infraestructuras y Vivienda,  tradicionalmente centrada en el ámbito de las infraestructuras y la obra pública.

Creemos necesario hacer una breve presentación de las instituciones que intervienen en el proceso para facilitar la comprensión del proyecto y contextualizar este servicio de asistencia vecinal. Los principales actores institucionales son:

  • IVIMA (Instituto de Vivienda de Madrid) creado en 1984 es un organismo autónomo encargado, en la escala autonómica, de la promoción de vivienda pública.
  • IRIS (Instituto de Realojo e Inserción Social) es una organización autonómica especializada en el realojo e integración de las familias chabolistas que tiene como principal objetivo es luchar contra la exclusión social facilitando la integración de las familias y personas que residen en infraviviendas.
  • DGVR (Dirección General de Vivienda y Rehabilitación) es la encargada de desarrollar y coordinar los planes de vivienda dentro de la Comunidad de Madrid.

El proceso de adjudicación de vivienda pública se lleva a cabo mediante sorteo o por cupo de especial necesidad a través de la DGVR. Las promociones de vivienda pública son, finalmente, un lugar donde, por las características de las personas realojadas y el proceso de adjudicación, se concentran personas con características económicas, culturales y sociales muy diversas. Esta situación ha generado, en no pocas ocasiones, conflictos de convivencia y espacios aislados del entorno y foco de marginación. Esto supone que a pesar de cambiar la infravivienda por una vivienda en altura no se produce mejora en el proceso de mejora de la situación social al convertirse esos barrios en zonas estigmatizadas y conflictivas.

 

El IRIS, organismo gestor de la política social de la Conserjería que llevaba trabajando años en estos procesos de integración, se ha encargado de iniciar nuevos proyectos de intervención social en el que se encuadra el servicio de mediación vecinal sobre el que vamos a hablar. De esta manera la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio pone en marcha en 2008 a través del IRIS, en coordinación con el IVIMA y la DGVR, el Servicio de Asistencia Vecinal de la Comunidad de Madrid ASIVECAM.

ASIVECAM es un servicio de mediación vecinal y comunitaria en comunidades y mancomunidades del IVIMA en las que se hayan detectado problemas de convivencia. El servicio está en funcionamiento en barrios de la capital como en municipios que lo soliciten.  Ha dado atención a comunidades y mancomunidades desde el 2008 a 12 municipios, cerca de 6.000 viviendas y 21.000 personas según datos de la Comunidad de Madrid. El servicio trata de aportar soluciones a los problemas y dificultades del vecindario para mejorar la convivencia dentro de las comunidades y mancomunidades del IVIMA y en los barrios que las acogen.

Los principales objetivos del servicio son:

-  Favorecer y activar procesos de convivencia y comunicación para dar respuesta a problemas planteados por las comunidades.

-  Facilitar la integración de las personas y el desarrollo de estas a través de la participación.

-  Promover una gestión eficaz de la comunidad vecinal.

-  Impulsar procesos de convivencia, especialmente en aquellas comunidades con graves conflictos permanentes en el tiempo y en aquellas de nueva creación.

Las intervenciones que realizan los equipos de ASIVECAM para conseguir los objetivos se dividen en dos partes, acciones dentro de cada comunidad de vecinos y acciones comunitarias orientadas a la mejora de la convivencia en el barrio. Las primeras están encaminadas a fomentar la auto-organización a través de reuniones vecinales con la finalidad de crear juntas de vecinos que no se hayan constituido aun o reforzar las ya existentes. Además se ofrece la posibilidad de desarrollar procesos de mediación entre vecinos que tengan graves conflictos de convivencia. Se aplica también la metodología conocida como RIOS (Recepción, información, orientación y seguimiento) de las demandas vecinales. Por otro lado mencionábamos las acciones comunitarias como parte de la intervención ASIVECAM ya que los conflictos que se producen en el interior de las comunidades tienen impacto y se reflejan en la vida comunitaria y barrial. Por este motivo una buena parte de la intervención de los equipos de mediación se dedica a desarrollar actividades en el barrio que fomenten la convivencia y la integración.

La intervención del proyecto se basa en metodologías participativas, IAP (Investigación-Acción-Participativa), que ponen el acento en el papel de la ciudadanía como agentes de cambio de sus realidades. Se basa en el empoderamiento del vecindario para implicar a las personas en la mejora del entorno y de la convivencia. Son los propios vecinos los que apuntan y destacan sus problemáticas y las maneras de abordarlas. Se rompe de esta manera la verticalidad y rigidez institucional propia de modelos burocráticos que señalan desde los despachos las problemáticas sociales de cada barrio y diseñan desde la lejanía, y sin conocer a los afectados, las medidas técnicas para intentar solucionarlas. Es novedosa la incorporación por parte de las administraciones de esta metodología que apuesta por procesos emancipatorios que generan un alto grado de autonomía y compromiso ciudadano. Se generan procesos de desarrollo comunitario desde las metodologías participativas para generar idea de barrio, superar la estigmatización social, crear sentido de cooperación y comunidad, en definitiva, se promueve la participación ciudadana como herramienta de implicación y compromiso. El trabajo en red con recursos y entidades que funcionan en cada barrio o municipio es un aspecto clave para lograr una intervención integral. Este enfoque participativo se complementa con un grupo de personal técnico multidisciplinar en el que se cuenta con mediadores, psicólogos sociales, sociólogos, educadores, trabajadores sociales, etc. que enriquecen la intervención y la labor dinamizadora del servicio.

La idea es conseguir que en el barrio o municipio no sea necesaria la intervención del equipo ASIVECAM pues eso significaría que las principales problemáticas se habrán solucionado y se habrá desarrollado un Plan de Acción Integral en el que un grupo de vecinos pueda ejercer de grupo motor para que el proyecto siga adelante sin necesidad de intervención pública.

Los principales logros que se han obtenido son que muchas comunidades y mancomunidades que no estaban organizadas hayan llegado a juntarse y ha crecido el número de implicación de los vecinos. A través de las diversas actividades comunitarias se ha mejorado la convivencia y se han creado normas de convivencia elaboradas de forma participativa. Se ha trabajado mucho la idea de compromiso con las zonas comunes del barrio para generar espacios de encuentro y convivencia.

El servicio ASIVECAM es una buena herramienta que acerca las instituciones al ciudadano al que convierte en protagonista de sus propios procesos de cambio empoderando al vecindario. Además de realizar un seguimiento real de los procesos de integración en las zonas de actuación localiza personas implicadas y participativas para poder desarrollar el proyecto cuando el servicio se retire paulatinamente. El servicio ASIVECAM es una manera de generar ciudadanía y compromiso vecinal que está ayudando a superar la imagen negativa y estigmatización de las personas adjudicatarias de vivienda pública. Supone un compromiso que va más allá de la adjudicación de la vivienda como forma de solucionar los problemas de exclusión social. En resumen, ASIVECAM abre el camino a nuevas y mejores formas de intervención social en el ámbito de la vivienda.

 

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votos, media: 4,33 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía