La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Iniciativas Bottom-Up en Holanda

por suju — Viernes, 20 de febrero de 2015

Het Seinwezen, Haarlem

Ya en varios artículos anteriores hemos venido siguiendo los cambios que se han venido dando en Holanda en torno a la construcción de viviendas, también hemos hablado sobre nuevas problemáticas urbanas surgidas en los últimos años, como por ejemplo el relativamente alto porcentaje de edificios de oficinas vacíos o el marcado y progresivo movimiento poblacional con la consecuencia del despoblamiento que afecta a algunas ciudades y pueblos en las provincias del norte y del sur del país.

La explosión de la burbuja inmobiliaria en 2008, que había movilizado grandes cantidades de dinero en la transformación de la ciudad en las décadas anteriores, transformó completamente y en muy poco tiempo las perspectivas de todos los actores habituales los que, todavía con sus necesidades insatisfechas, salieron a buscar formas alternativas para poder continuar haciendo su trabajo o resolver sus necesidades.

El gran cambio en el discurso que llegaría alrededor del año 2010 desde el gobierno y las demás organizaciones profesionales y empresariales fue que había que cambiar algunas reglas del juego para posibilitar que los particulares se convirtiesen en emprendedores, en los generadores de iniciativas y proyectos concretos y también en los que los financiaran, algo que hasta ese momento, y específicamente en el campo de la construcción, estaba manejado casi completamente por el gobierno, las corporaciones los bancos y los grandes inversores privados (empresas promotoras).

En estos pocos años han surgido variadas iniciativas de las llamadas “botton-up” o “de abajo-a arriba”. Holanda es un país con una fuerte cultura horizontal en lo que se refiere al trabajo, pero ha construido y mantenido una cultura verdaderamente vertical en lo que se refiere al manejo y crecimiento de las ciudades.

Het Seinwezen

Het Seinwezen, Haarlem

Trece años atrás el licenciado en comunicación Baud Schoenmaeckers imaginó que aquel edificio destartalado que él veía desde el tren cuando pasaba cada día por la ciudad de Haarlem podría tener algún potencial. Se trataba del “Het Seinwezen” un edificio del patrimonio industrial holandés construido en 1914, que se encuentra encerrado entre jardines traseros de unas viviendas y los taludes elevados de las vías del tren.

A los iniciadores del proyecto, Baud Schoenmaeckers en Bert ten Cate, pronto se uniría André Brasser, un habitante del barrio que estaba ya coordinando el proyecto “Garenkokerskwartier Sostenible”, una iniciativa creada por un grupo de habitantes que comenzó a juntarse con el objeto de mejorar su entorno y su calidad de vida. Hoy el grupo está conformado por unas 30 personas que hacen planes para el barrio, desde la compra comunitaria de paneles solares hasta la organización de un cine de verano al aire libre en un lote libre del barrio. André Brasser comenta que el éxito de esta iniciativa tiene que ver en parte con la composición social del barrio: Ancianos y familias con educación universitaria que en el mayor de los casos son propietarios de las viviendas. También el que los habitantes se queden un tiempo relativamente largo en el barrio aumenta la cohesión social.

interior de Het Seinwezen, Haarlem

El viejo edificio ferroviario Het Seinwezen estaba ya en la mira de los habitantes que usualmente utilizaban sus terrenos para organizar festivales y festejos y que los niños utlizaban como plaza de juegos. La asociación de este grupo de habitantes con Baud Schoenmaeckers en Bert ten Cate no hizo más que llevar el proyecto a ser una realidad concreta y amplificada. Juntos fueron a conversar con el ayuntamiento y por medio de financiación particular y crowdfounding lograron comprar el edificio, renovarlo y ponerlo en funcionamiento sin ningún tipo de subsidios o préstamos bancarios.

Hoy el edificio aloja funciones y actividades comunitarias dirigidas al Garenkokerskwartier, el barrio en donde éste se encuentra, todas ellas de acceso público y con tarifas accesibles. A la vez la iniciativa cuenta ya con un café restaurante y espacios de oficinas de alquiler temporal para emprendedores y profesionales independientes. La asocaición, que hoy administra el funcionamiento del edificio, quiere que éste sea a la vez un campo de experimentación para la innovación en el campo de la sostenibilidad. Para esto también se hace uso del terreno libre que hay a su alrededor. Allí se han instalado huertas urbanas, y se estudia colocar 150 paneles solares sobre el techo del edificio para generar energía que será utilizada por el barrio.

Heesterveld Creative Community

El complejo edilicio intervenido, Amsterdam

En el 2009 Eva de Klerk entró en conversaciones con la corporación de viviendas Ymere, que estaba buscando propuestas temporales para unos edificios que en un tiempo serían demolidos. Eva de Klerk se define a sí misma como pionera urbana y especialista en estrategias botton-up de desarrollo urbano, y ya tenía es su haber el reconocimiento internacional por el desarrollo de la ex-zona de astilleros en Amsterdam norte conocida como NDSM-terrein. La corporación de viviendas le pedía que desarrolle para el barrio Heesterveld una incubadora para emprendedores culturales.

Como en otros muchos casos en Holanda, la crisis paralizaba en ese momento las grandes renovaciones de barrios de posguerra que habían comenzado alrededor del comienzos del 2000 y que se plantearon como masivas renovaciones sociales y materiales. Muchos de estos barrios tenían proyectos ya dibujados y sus edificios estaban ya desalojados y listos para su demolición cuando finalmente se decidieron parar las obras.

la radio que funciona en la comunidad

El barrio Heesterveld en Amsterdam, como la mayoría de los señalados por la piqueta, era un barrio de mala reputación al sureste de la ciudad compuesto por 4 bloques cuadrados con patio de luces central que en total suman unas 317 viviendas y que fue diseñado por el arquitecto Frans van Gool en 1987 y entregado en 1982.

 

La Comunidad

Eva de Klerk propuso crear una comunidad creativa para que habitara y administrara el funcionamiento de edificio. Para insuflarle una nueva imagen Eva y su equipo decidieron convocar a un artista local del grafitti, Floor Wesseling, para que se encargara de las fachadas.

Eva es la encargada además de seleccionar a los nuevos habitantes y mantiene el contacto con Ymere, la corporación propietaria del edificio. El mix de habitantes provendrá por una parte del barrio cercano, el Bijlmer, por otra por gente de fuera de el Bijlmer y por estudiantes internacionales de arte. Los habitantes seleccionados se comprometen a participar activamente en la comunidad.

La comisión directiva de la asociación está conformada por los mismos habitantes y por representantes de Ymere. Ellos deciden la programación de actividades, como también cuestiones relativas al edificio y su entorno verde.

un grupo de habitantes trabajando sobre el edificio

La asociación Heesterveld Creative Community se formó así con habitantes del mundo creativo con el objetivo de que a través de sus disciplinas incentivaran el intercambio laboral a través de emprendimientos culturales. Parte del esfuerzo artístico de estos nuevos habitantes se dirige al mismo barrio y a la ciudad con el fin de estimular un clima creativo fértil. Son profesionales del diseño, productores de diversos géneros musicales, escritores, raperos, organizaciones culturales. El trabajar y habitar juntos estimula la creacion compartida. También se establecieron algunas pequeñas empresas como Kitchen for Fashion, un atelier de moda para niños, un estudio de radio Hot’o Twenty y un café Oma Ietje. Además de los 87 espacios disponibles para vivienda-trabajo, o solo trabajo se destinó la vivienda 75, bautizada como H75 para actividades comunitarias de los habitantes o abiertas al público. Hoy la comunidad funciona con una programación continua de actividades artísticas y se ha creado un nuevo foco de interés público en uno de los puntos mas oscuros de la ciudad.

2 x 7 Breda

algunos padres e hijos de la fundacion 2x7

Después de varias reuniones informales y consultas a organizaciones especializadas, un grupo de 28 padres de la ciudad de Breda con hijos discapacitados se unieron formando la Fundación 2×7 con el objeto de conseguir cuidado a medida y alojamiento adecuado para un crecimiento lo más autónomo posible de sus hijos, pensando a largo plazo pero con el deseo de mantener el control sobre la vivienda y el cuidado de los mismos.

A través de los contactos personales del grupo de padres y de una intensa búsqueda el grupo conseguió ubicar un posible lote para construir un edificio de viviendas adaptadas a sus necesidades y a establecer contacto con la corporación de vivienda Singelveste AlleeWonen interesada en el proyecto. Así mismo, el grupo hizo contacto con varias empresas de la seguridad social, que generalmente no están acostumbradas a responder a pedidos específicos, y lograron encontrar una lo suficientemente abierta como para participar en este particular proyecto. El proceso desde el comienzo de las primeras reuniones hasta la ocupacion del edificio por sus habitantes tomó 8 años.

bocetos del arquitecto

De esta forma, poco habitual en Holanda, la corporación realizó un edificio para la fundación 2×4, con un programa de necesidades elaborado junto al grupo de padres. El edificio cuenta con 14 viviendas especiales y varios espacios comunitarios. Cada habitante tiene un contrato de alquiler con la corporación y la seguridad social corre a cargo de Prisma.

Los apartamentos cuentan con 51 m2 y se distribuyen en una sala de estar, un dormitorio, una ducha/toilet, una cocina abierta y un cuarto trastero. Además cada vivienda cuenta con un timbre y buzón propio y la puerta principal da a un hall común.

El edificio construido por la corporacion de viviendas

Los espacios comunitarios tienen también una función terapéutica ya que alguno de los habitantes tiene necesidad de contacto social para no caer en aislamiento. Por eso se incorporaró en el proyecto una sala-comedor comunitario, donde también hay espacio para la TV y otro espacio con juegos recreativos como un billar y un futbolín. El edificio cuenta además con otros espacios de servicios comunitarios: lavadero, aparcamiento de bicicletas y almacenamiento de alimentos.

Concluyendo

Elegimos estos tres casos porque reflejan situaciones diferentes que se repiten en muchas otras iniciativas que se están desarrollando por todo el país. El primero parte de la iniciativa privada y se resuelve completamente dentro de esta, no hubo ni siquiera participación de bancos para su financiación. En el segundo caso presentado es la corporación de viviendas la que genera la posibilidad de que surja un proyecto que luego se produce de abajo hacia arriba con la participación de todas sus parte. Y por último el tercer caso surje de los particulares que recurren a las organizaciones para plantearles que respondan a una problemática detérminada.

El marco creado por las organizaciones centrales y el gobierno lograron flexibilizar en parte las rígidas estructuras verticales de la administración urbana en un país donde los habitantes se habían convertido en pasivos clientes de las decisiones centrales. Esto posibilitó la liberación de la financiación privada para proyectos de todo tipo en un momento en el que los grandes inversores y las corporaciones de vivienda han detenido todo tipo de intervenciones o desarrollos por la inestabilidad del mercado.

Los proyectos de este tipo se pueden todavía contar con los dedos de las manos. Sin embargo es necesario remarcar la importancia de la creación de un marcho de referencia centralizado que facilite la creación de sociedades que den respuesta a casos particulares. Puediendo estas más tarde acudir a las instancias oficiales necesarias con una propuesta concreta para su facilitación y realización.

Susana Aparicio Lardiés & Juan Alonso (SUJU Architectuur, Holanda)

 

Enlaces relacionados:

http://www.seinwezen.nl/

http://heesterveld.nu/new/

http://stichting2x7.nl/

http://www.evadeklerk.com/en/

www.klunderarchitecten.nl

 

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 4,33 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía