La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


LA CIUDAD COMO ACTOR GLOBAL Y NUEVAS FORMAS DE GESTIÓN URBANA (II)

por Francisco Ochoa Casariego — Viernes, 26 de junio de 2015

 

Continuando con la anterior entrada en la que exponíamos brevemente el proceso por el que las ciudades se habían convertido en la escala territorial de mayor relevancia en el proceso de actual globalización económica. Este rol obliga a los gobiernos de las ciudades a adaptar su gestión a los nuevos tiempos y asumir que el monopolio en la toma de decisiones no es capaz de dar respuesta a las crecientes complejidades sociales.

Asumiendo la premisa de apertura a que nuevos actores sociales pasen a formar parte como agentes activos en la elaboración de políticas públicas, los gobiernos municipales han desarrollado una serie de espacios y estructuras participativas en las que la ciudadanía adquiere un nuevo papel. Haremos un repaso de algunas de las principales experiencias que se están desarrollando en el estado español.

Planes estratégicos locales y redes participativas:

Los Planes Estratégicos son herramientas que se utilizan para la gestión urbana proyectando escenarios de futuro en las que diversos actores tienen la posibilidad de incorporar sus intereses y visiones. La respuesta que otorgan los Planes Estratégicos transita entre la realidad en la que estamos, la situación actual de la ciudad y, por otro lado, qué ciudad queremos, dónde queremos llegar. Para poder responder de manera eficaz a estas cuestiones es necesario partir de un diagnóstico en el que la visión única de las administraciones se muestra obsoleta y poco capaz de dar respuesta a las incertidumbres. Es necesario realizar un diagnóstico colaborativo con multiplicidad de actores para poder llegar a acuerdos tras procesos deliberativos para establecer de manera conjunta el camino que se quiere recorrer hacia un objetivo común. Las redes son la metáfora de las estructuras que se generan para hacer de forma participativa el diagnóstico y la llegada a acuerdos. Las características principales de estos Planes son la deliberación, la apertura, los objetivos comunes definidos de manera consensuada y el liderazgo de una administración local que ha apostado por esta herramienta de planificación propia de los modelos de gestión local que se encuadran dentro de la teoría de la gobernanza (governance).

Presupuestos participativos:

A grandes rasgos los Presupuestos Participativos son partidas presupuestarias de los gobiernos (locales en su práctica totalidad) que gestiona directamente la ciudadanía decidiendo en qué se invierte y cuáles son las prioridades de gasto. Cada municipio estructura y organiza sus presupuestos participativos de diferente manera por lo que intentar reflejar aquí una metodología genérica sería un error. Las características comunes serían, primero, la definición de prioridades sectoriales y territoriales a través de reuniones con diferentes actores sociales que sean reflejo de la realidad del municipio, una muestra representativa y variada. Tras este primer momento los resultados de la priorización se plasman en los presupuestos municipales para terminar, finalmente con la elaboración de un Plan de Inversiones. La primera fase calificada por Ismael Blanco como participación extensiva, mientras que las dos restantes serían intensivas. Con esta herramienta la ciudadanía tiene posibilidad de controlar diferente porcentaje del presupuesto municipal, esto implica que las medidas que se desarrollen tendrán mayor legitimidad y, presumiblemente, mayor eficacia.

Agendas 21:

La Agenda 21 es un proceso de planificación participativa centrado en el desarrollo sostenible que se desarrolla desde la escala local con el objetivo de gestionar de manera integral el territorio. Desde su puesta en marcha en 1992 esta herramienta se ha extendido por todas las ciudades del mundo. Como característica principal cabe destacar la transversalidad de ámbitos integrados desde los que se actúa, económico, social y, sobre todo, ecológico. Esto se realiza a través de mesas de trabajo multisectoriales, consultas, encuestas y fórums deliberativos.

Vemos que todas las herramientas descritas tienen como característica común de planificación a medio y corto plazo lo que implica una nueva forma de orientar la acción pública a través de las políticas. La visión prospectiva permite superar la visión cortoplacista y electoralista que es la tónica habitual que ha demostrado su poca capacidad de eficacia y consenso al realizarse con cálculos electorales en la mente y no con un afán de mejora de las sociedades.

 

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 votos, media: 4,09 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , ,

4 comentarios a “LA CIUDAD COMO ACTOR GLOBAL Y NUEVAS FORMAS DE GESTIÓN URBANA (II)”

  1. Rodolfo Godinez Orantes dice:

    Interesante publicación, me gustaría recibir algún ejemplar

  2. Julio Alcina dice:

    ¿El libro ha sido publicado por alguna editorial? Me interesa para un trabajo que tengo en mente y es un poco urgente. Parece muy interesante.

  3. estructuras metalicas dice:

    ¿Cómo se puede conseguir un ejemplar?
    Creo que los temas que se tratan son interesantes y me gustaría consultar algunas cosas. Muchas gracias!

  4. Reforma Vivienda Barcelona dice:

    Hola, a mi también me gustaría saber cómo recibir un ejemplar del libro.
    Gracias!

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía