La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


PREGUNTAS Y RESPUESTAS

por Stepienybarno — Martes, 30 de marzo de 2010

La entrada de hoy no es un sesudo tratado de urbanismo, nada más lejos de nuestra intención. Son ideas más o menos hilvanadas sobre las que, en nuestra opinión, deberíamos cimentar nuestro hábitat urbano. Como siempre nos importan mucho más las preguntas que las respuestas, así que a por ellas vamos.

El  ex campeón  soviético de ajedrez, Garry Kasparov,  define la crisis como “un momento en el que las preguntas no pueden responderse”. Pero, aunque esta idea sea cierta, no significa que las preguntas no deban realizarse. De hecho, uno de los grandes problemas de esta sociedad es que siempre responde, pero nunca parece hacerlo a la pregunta adecuada. Los grandes referentes de la arquitectura moderna propusieron una nueva forma de entender la arquitectura, que como le gusta comentar al arquitecto argentino Rafael Iglesia, daba respuesta a su propia realidad. El estilo internacional, fue capaz de platearse cuál era la pregunta de su tiempo, y a partir de ahí inventaron una arquitectura que le dio una contestación adecuada. Esta espectacular y efectiva respuesta, ha sido heredada hasta nuestros días pero con la salvedad de que hoy ha dejado de tener cualquier tipo de validez, pues la pregunta ya no es la misma. Por desgracia, parece que hoy tenemos demasiada prisa para cuestionarnos los interrogantes. Es ahí donde está el quid de la cuestión, saber cuál es la pregunta de nuestro tiempo. Mientras no la sepamos formular con precisión, la respuesta que demos siempre será equivocada.

El primer mundo ha dado respuestas que en general no han tenido en cuenta el respeto medioambiental, una economía solidaria, ni una equidad social. De  preceptos éticos mejor ni hablamos. El consumismo y la sociedad del bienestar no entienden de otro dios que no sea el beneficio económico. Si nos centramos en una escala más local, el problema viene a ser mayor. Dado que no tenemos una estrategia correcta de actuación  a nivel global, cuando nos centramos en lo que tenemos delante de las narices, el caos aumenta ¡y de qué manera!

Nuestras ciudades y pueblos no conviene que crezcan de cualquier manera. De hecho, en caso de duda, se recomienda fervientemente ¡no hacer nada! Y nada es nada, porque otro gallo nos cantaría si hubiéramos sido un poquito más comedidos en nuestros crecimientos urbanos.  El suelo es un bien escaso y preciado, como bien nos recordaban desde suju en su última entrada. A este respecto en interesante lo que Alberto Campo Baeza apunta, “lo de que los pobres heredarán la tierra debe ser mentira. Los pobres heredarán otras cosas, pero no la tierra. Y mucho menos si esta tierra es suelo urbanizable”. Estos terrenos vacíos quizás debieron socializarse, pero en vez de optar por una solución en la que primara el bien común, se ocuparon según dictó el  mercado inmobiliario.

Así, muchos ayuntamientos se han venido financiando con el dinero recaudado por los aprovechamientos urbanísticos correspondientes por cada promoción que se ha ido construyendo en su extrarradio. Ante esta situación, nos hemos acostumbrado a que múltiples actividades, de diversa índole de nuestras corporaciones se llevasen a cabo gracias al dinero que las grandes promotoras añadían a las arcas municipales. Lógicamente, depender de estos ingresos no hacia otra cosa que nublar la vista de muchos dirigentes que lo  “necesitaban” sí o sí y, por lo tanto ninguna propuesta inmobiliaria les parecía mal. Al final, los crecimientos urbanos se han convertido en la principal forma de hacer caja para los ayuntamientos y esto ha sido la excusa perfecta para macizar muchos pueblos y ciudades.

Forges

Este crecimiento todavía parece tener menos sentido cuando en numerosas ocasiones estas ciudades tienen excelentes cascos históricos que en muchos casos quedan infrautilizados. Se trata de revitalizar aquellos centros urbanos que se encuentren en buenas condiciones y salvar de la ruina a aquellos que se han abandonado por querer hacer grandes intervenciones mediáticas. Este dinero se ha debido (y se debe) emplear en rehabilitarlos. Pero claro, ¿quién se va a sacar una foto cuando termine la rehabilitación de un sobrio edificio residencial de cualquier calle de la parte vieja de nuestras ciudades? Lo que tiene verdadero glamour es cortar la cinta de la inauguración de un nuevo barrio de la periferia, aunque en realidad no sea otra cosa que un inmenso y desolado barrio dormitorio.

Ya nos contareis cómo veis el panorama que tenemos entre manos, para ver si constatando la realidad podemos intentar ver cuales pueden ser las claves para poder proponer un auténtico urbanismo, sostenible, ético, participativo y, sobre todo, mucho más humano.

Autores: stepienybarno

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 3,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Etiquetas: , , , , , , , , ,

17 comentarios a “PREGUNTAS Y RESPUESTAS”

  1. Tweets that mention PREGUNTAS Y RESPUESTAS « La Ciudad Viva -- Topsy.com dice:

    [...] This post was mentioned on Twitter by Ethel Baraona Pohl, stepienybarno. stepienybarno said: PREGUNTAS Y RESPUESTAS http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=4923 [...]

  2. ezam dice:

    Pues si, la crisis del urbanismo como teoricamente se nos enseño esta en todos lados
    un saludo desde el Peru.

  3. Brijuni dice:

    Es un tema que nos interesa muchísimo, el de la política. Ya hablamos de él en nuestro primer post aquí (Perversas ambiciones), y por ello ahora queremos rescatar un comentario del gran José Miguel de Prada Poole en el blog de nuestra amiga Pilar Pinchart a propósito de nuestras Perversas ambiciones:
    http://skfandra.wordpress.com/2010/03/31/perversas-ambiciones/
    Para los perezosos, copiamos y pegamos lo que dice, porque creemos que viene a cuento de lo que Agnieszka y Loren decís también ahora:
    “Pues lo que habría que hacer es dejarse de dibujos y pensar seriamente en los problemas de base que sigue teniendo la ciudad. Problemas de todo tipo, económicos, sociológicos, ambientales, de organización, de estructuración, de construcción, de matenimiento, de suministros, de desplazamientos, de comunicaciones……………………………………….. porque las
    soluciones no se nutren de “ocurrencias” o de “ideas felices” (tipo “bombilla que se enciende”), sino de miles de horas de hilvanar y deshilvanar, de ir engarzando pacientemente, en el mismo telar, trama y urdimbre, sometiendo a duras críticas lo obtenido. Y vuelta a empezar con los restos que han sobrevivido.”
    Por cierto que en este blog también escribieron ayer mismo sobre Rafael Iglesia:
    http://skfandra.wordpress.com/2010/04/02/rafael-iglesia/
    Bueno, en ello estamos, vamos, que no estamos, pero nos gustaría que alguien estuviera, alguien capaz, o muchos capaces. ¿Por qué no se enseña en las escuelas a arquitectos que sepan gestionar cosas, por ejemplo, la ciudad, un barrio, una empresa? Ah, sí, ya me acuerdo, porque lo único y lo más importante, lo sagrado e intocable, por encima de lo humano y lo divino es: proyectos. Pues nada, a seguir disfrutando de nuestra propia incapacidad de hacer otra cosa. ¿Para cuándo un ministro de vivienda arquitecto? Un político que decida algo o influya en algo? ¿Conocéis alguno? Yo no, ni creo que vaya a verlo. No es que seamos los mejores o los únicos válidos para gestionar estas cosas pero digo yo que podríamos no hacerlo muy mal si nos pusiéramos a ello, pero quién tiene ganas de hacerlo si puede hacer proyectos y jugar a ser Dios?
    Cambiando de tema, no estamos seguros de que el Movimiento Moderno o el Estilo Internacional como decís vosotros, es lo mismo, hallara unas respuestas espectaculares a las preguntas de la época. Sin duda halló respuestas, pero no siempre fueron acertadas, pero ese es otro tema…
    Nos alegramos mucho de que os hagáis aquí esas preguntas, a ver quién se anima a responderlas!

  4. SantiagoS dice:

    Loren y Agnieszka (seguro que lo he vuelto a escribir incorrectamente) nunca serán millonarios. Yo tampoco. No lo queremos… Pero es cierto que deberían gestionar el urbanismo de alguna que otra ciudad. Me encanta el artículo. Sigo aprendiendo.

  5. mrpink dice:

    La ciudad, se diseña, se planifica, y debería ser diseñada y planificada por técnicos competentes (sociologos, urbanistas, paisajistas, ingenieros, arquitectos, técnicos de medio ambiente,educadores,….

    Ah ¿pero no era así?…

    Uno de los graves problemas que sufren los ayuntamientos estriba en la capacidad de acción de sus técnicos.

    en algunos casos por falta de competencia (técnica)

    en ocasiones se trata de técnicos que duran una legislatura política y no terminan desarrollando con efectividad las líneas de actuación.

    A menudo se ven sometidos al político (y a sus foros de participación ciudadana)

    El desarrollo de la ciudad se planifica, para resolver necesidades ya exisentes y absorber las hipotesis planteadas a futuro.

    Yo le pediría a los alcaldes,contratar menos arquitectos estrella y edificios deslumbrantes, y con esos euros consolidar un equipo técnico multidisciplinar competente, que nos deslumbre con un desarrollo de ciudad independiente.

  6. Chanca dice:

    Mucho se dice que ojalá la CRISIS signifique una oportunidad para replantearse las cosas y probar un cambio de modelo, pero mucho me temo que todo quedará en palabrería y en realidad lo único que se ha hecho es llenar la nevera de proyectos, a la espera de mejor época para ponerlos a descongelar y consumir tal cual, ¡como si nada hubiera pasado!. Miro en mi entorno más inmediato y eso es al menos lo que veo.

    En mi opinión ya no es solo un problema de gestión de los ayuntamientos, sino de las arcas de un país con un sistema basado principalmente en el boom del “ladrillo”, a falta de los recursos energéticos de otras superpotencias y sobre todo de imaginación. Las municipalidades son solo la puntita del iceberg del problema, porque sino estaríamos hablando del asunto focalizado en una determinada ciudad y por desgracia esto nos está afectando a todos.

    Seguramente la foto glamurosa del político en la inauguración de cualquier barrio anodino del extrarradio, no será arbitraria en cualquier punto del mismo, el lugar estará bien escogido junto al icono de turno, lo que es aun más sintomático. En ese sentido, tampoco creo que la panacea de la nueva urbe sea por ejemplo la Sociopolis que propone Vicente Guallart (por supuesto ni rastro de ella por ahora), en definitiva otra excusa para repartirse el pastel entre los mismos pocos de siempre.

    Todavía estoy esperando a conocer qué dice por fin la famosa “Ley de Economía Sostenible” en lo que respecta a la política del suelo, aunque soy bastante pesimista. Y mira que yo me consideraba positivo por naturaleza como el presidente, pero hay situaciones que van minando cualquier atisbo de esperanza. Espero no haber deprimido a nadie; no era mi intención.

  7. Elisabeth Lorenzi dice:

    quziás tengais razón en el hecho de que las repuestas que hoy en día se dan no responden muchas veces a la pregunta adecuada. Continuamos viendo demasiadas iniciativas sostenibles que parten del modelo urbanístico precedente: “ancha es castilla”, sigamos expandiendo la contrucción

  8. ArkneX dice:

    El dinero se ha convertido en el dios de nuestra sociedad, y por suerte en aquellos territorios en los que históricamente ha habido una ausencia notoria del mismo, el destrozo ha sido mucho más reducido. Podemos constatar esto si visitamos la periferia territorial de las grandes ciudades, son los lugares a los que les ha costado mucho más llevar a cabo cualquier cambio significativo y profundo en su desarrollo urbano y territorial. Pueblos de la Sierra Norte de Sevilla por ejemplo, mantienen su imagen casi intacta desde prácticamente su origen.

    Gracias a eso todavía podemos guardar la esperanza y las riquezas locales que conservamos, y todavía hoy en día tenemos la gran suerte de poder disfrutar de algunos fragmentos de la naturaleza que por un momento nos hacen retomar nuestra conversación siempre pendiente con la madre tierra, alejándonos del mundanal ruido a pesar de tenerlo a escasos kilómetros de distancia.

    Nuestra forma de vida acelerada por el motor del dinero no nos permite pararnos ni si quiera a valorar lo que tenemos a nuestro alrededor, nos llega más información de la que podemos asimilar en un momento de la historia en el que precisamente es cuando menos parece interesarnos dicho afluente de conocimiento. Y por descontado la sociedad consumista ya no hace preguntas, el sistema educativo solo nos prepara para nuestra futura mediocridad gris y global en la que cualquier rayo de luz que se sale del resto es perseguido y aniquilado. No interesan los genios, solo interesa la masa gris que no pregunta, que actúa con una falsa sensación de libertad creada por los pocos grupos a los que no les interesa en absoluto que el panorama cambie por su propio mundanal beneficio económico. El ciego dios del dinero moldea sin modelo nuestro maltratado territorio, sin importarle el resultado.

    Todo fluye o todo permanece, eternas cuestiones filosóficas desde Heráclito y Parménides que se siguen planteando cíclicamente en todos los procesos temporales de la historia. Es enorme el valor de lo ya existente, solo hay que saber moldearlo para que en su interior todo pueda seguir fluyendo sin necesidad de fagocitar más territorio ya de por si escaso y fraccionado, casi irreconocible.

  9. César dice:

    100% de acuerdo con el artículo.
    Aunque quiero añadir otro matiz muy característico de la zona donde vivo, aunque posiblemente se repita en otros contextos. Me refiero al crecimiento urbano desordenado, caótico e ilegal que tiene lugar en la zona de huerta en la periferia de mi ciudad (Murcia), con la connivencia de la corporación local. Se ha instaurado la ‘cultura de la multa’; es decir: construyo ilegalmente, me salto todos los trámites habidos y por haber, pago religiosamente al ayuntamiento la multa correspondiente (a quien por cierto le viene de perlas, porque es un modo de engrosar las arcas municipales), y aquí no ha pasado nada. El resultado se puede comprobar si te das una vuelta por las pedanías que circundan la ciudad, que se han convertido en una zona residencial absolutamente descontrolada.
    Loren y Agnieszka, un fuerte abrazo desde un reducto (de los últimos) de la huerta murciana.

  10. stepienybarno dice:

    Gracias a Ezam y Santiago por la intervención y los ánimos, ojalá os sigáis animando a visitar La Ciudad Viva!

    Como bien dice Elisabeth el modelo “de ancha es castilla” ha hecho más daño del que pudiera parecer. En la misma línea, no le falta razón a Arknex en su observación de que los pueblos que aparentemente estaban dejados de la mano de Dios, y no crecían, al final son los que realmente siguen teniendo la calidad de vida necesaria.
    Por suerte, todavía hay muchas joyas intactas de las que podemos seguir disfrutando. Quizás sea ahí donde tengamos muchas de las respuestas a esas preguntas que todavía no sabemos formular con precisión.

    Si nos vamos a la escala de ciudad, estamos de acuerdo con Chanca en que la cosa no mejora. La obsesión de muchos por hacerse la foto y de otros de hacer edificios para la foto, no ha hecho ningún bien.
    También pensamos que Mrpink tiene toda la razón del mundo al reclamar técnicos competentes, y sobre todo equipos multidisciplinares que puedan hacer frente a los miles de factores que intervienen en cualquier propuesta urbanística.
    En ese sentido seguimos pensando que el futuro pasa por agencias como las de Salvador Rueda, que además de ser lideradas por una persona con una preparación excepcional, su visión de la jugada es siempre generalista y nunca se ciegan por las limitaciones de una sola disciplina.

  11. stepienybarno dice:

    Y por supuesto que estamos de acuerdo con Brijuni en la importancia de “lo político” en la arquitectura y su difícil ligazón para que todo llegue a buen puerto.
    Desde luego que los temas que tocabais en aquel intenso artículo son fundamentarles. Aunque puedan parecer la parte política de la arquitectura, en realidad son la base que posibilita que la arquitectura y el urbanismo puedan estar presentes y no ser mera construcción al servicio especulatorio.

    Como bien decís, es complicado encontrar grandes ejemplos políticos en el desarrollo de nuestras ciudades y siempre se acaba hablando de Jaime Lerner. Este arquitecto / político de una energía increíble se pasea por todo el mundo contando su logros en Curitiba. La pena es que en general no son políticos los que van a escucharle.
    Por lo demás parece que nuestros políticos siguen buscando firmas en vez de buenos proyectos, que como bien afirma Sudjic, no hacen sino convertirse en meras caricaturas de lo que es verdadera arquitectura.

    Respecto a las preguntas y respuestas, desde luego que los racionalistas no respondieron siempre adecuadamente, pero por lo menos se tomaron su tiempo para entender cómo vivía y cómo podía vivir su sociedad.
    Desde ahí vieron qué potenciales culturales, técnicos y filosóficos disponian e “inventaron” una nueva arquitectura que intentaba dar respuesta a la pregunta de su tiempo. Hoy seguimos fascinados por estas estéticas blancas y puras, cuando ya no tienen ningún sentido pues los condicionantes son completamente diferentes.

  12. juan carlos upegui ruiz dice:

    Este es u n tema muy interesante ql cual deseo realizar el siguiente comentarios
    En los ultimos veinte años escucho esta misma cuestion, mas o menos con las iguales preocupaciones, y siempre se llega a los mismos lugaraes comunes. No es que no sea importatnyte por el contrario, si sabemos que el problema esta alli la pregunta que debemos hacer es Porque nadi ha hecho nada al respecto?
    Porque los gobiernos no estimulan y diseñan sus leyes para buscar mejores alternativas. Porque los arquitectos y universidades no ejercen una pedagocia al resPECTO? Porque hay arquitectos que se prestan a dar las mismas soluciones? Porque los promotores, son tan brutos, y no reconocen las bondades de otras soluciones mas aceptables? y finalemnte Porque la gente comun no exigue otras respuestam mas aecuadas?
    A todo esto sigue la busqueda de la respuesta, pero para encontrarla debemos inciporar a nuestro oficio las preguntas adecuadas. Si hacemos un paralelo con la labor de Los Modernos vemos como Le Corbusier, Adolf Looos, etc cimplieron ina magnifica campaña de publicistas que promovieron ante grandea audiencias sus preocupaciones y sus respuestas.
    Nosotros hemos cosntruido una enorme distancia con la poblacion, con su cotidineidad. Nuestros diseños llegan tardiamente y en la inmensa mayoria no sontonizan con los afanes cotidianos, con las nuevas formas de familia, de habitar, de trabajar , de socializacion, etc.
    Este tema lleva a realizar una profunda autocritica, ya que sospecho, somos parte del problema.

  13. Ana dice:

    siento no ser muy optimista pero creo que la situación actual de crisis económica,en la construcción,etc no va a servir de lección para conseguir un futuro urbanístico,y en otros campos,lejos de la especulación e intereses puramente económicos.Tendrían nuestros legisladores que tomarse muy en serio medidas realmente efectivas contra la corrupción y dejarse de amiguismos y “enchufes” varios.Un saludo a todos.

  14. Guille dice:

    Enhorabuena Stepienybarno por el artículo, y a todos por los comentarios…

    En la línea que se ha comentado aquí y en otros artículos, yo creo que tenemos varios problemas relacionados entre si…

    - Falta de cultura general. Tenemos que tener en cuenta que hemos estado viviendo unos 35 años en una dictadura, que no existía libertad de pensamiento. En las colegios no se enseñaba (ni se enseña ahora) apenas nada sobre arte y arquitectura contemporaneos.

    - Los políticos no dejan de ser parte de la sociedad, y estoy seguro que la mayoría de ellos, dentro de sus posibilidades, se han metido en política para hacer el bien para la sociedad que les ha votado, y les votará en el futuro.

    - Los arquitectos municipales, no creo que tengan mucha culpa en todo este problema, la mayoría de las veces se dedican a interpretar un Plan General redactado por unos políticos y unos equipos multidisciplinares, y muchas veces dichos planes generales no hay por donde cogerlos…

    - Como se comenta más arriba, los arquitectos somos muy listos, jugamos a ser dios, estamos por encima de la sociedad, tenemos que crearles nuevas formas de vida, de relaciones, y muchas veces no podemos mostrar nuestra genialidad porque nuestro presupuesto, cliente, arquitecto municipal, político, etc… no nos deja. Si nos dejaran hacer los proyectos que quisieramos, todo iría mucho mejor. ;-)

    - Las escuelas de arquitectura (por lo menos donde y cuando yo estudié) fomentan la creación de este tipo de arquitecto… El arquitecto ideal, el arquitecto Proyectista, y todo lo que se salga de ahí es indigno, frustrante, humillante…

    - La arquitectura y el urbanismo contemporaneos y racionalistas, no son mejores por un dogma de fe, son mejores porque con ellos se puede responder mejor a auna serie de condicionantes previos, con ellos tenemos más libertad para proyectar y buscar soluciones a los problemas.

    - Existe un gran abismo entre el arqutiecto y la sociedad.

    Yo creo que todo esto se podría solucionar, si los que sabemos un poco de arquitectura y urbanismo, dedicasemos un poco de nuestro tiempo a tratar de mostrarles sus bondades al resto de la sociedad.

    De esta forma la sociedad podrá entender las bondades del tipo de arquitectura y urbanismo que nos gusta, y entonces empezará a demandarla, los políticos, los arquitectos municipales, los promotores, y los arquitectos tendremos que hacerla, pero bien hecha, ya que la sociedad sabría lo que nos está pidiendo, y si se los estamos dando…

    En Coín, Málaga, nos hemos reunido un grupo de amigos con las inquietudes que he comentado en este post, y hemos creado una asociación para dviulgar la arquitectura y el urbanismo de calidad…

    http://www.grupoproximo.org

  15. stepienybarno dice:

    El tema que toca Cesar es un gran problema, que como bien comenta se desarrolla por toda la península. Pero quizás, como no es muy ostentoso el delito, pues se pasa bastante por alto.
    Al final, el crecimiento de nuestros pequeños pueblos, casi siempre es desafortunado. Bien sea por estos crecimientos diseminados e ilegales, o bien porque se construyen auténticos ensanches, que para nada vienen a cuento, y por no hablar de la moda de los interminables adosados.

    A la pregunta de Juan Carlos, de por qué los arquitectos y urbanistas no emplean lo que saben en hacer ciudades mejores. La respuesta, quizás sea un tanto desilusiónate. Pero creemos que los arquitectos han visto muy complicado hacer algo decente en el urbanismo de cualquier pueblo o ciudad, y en muchos casos han optado por dedicarse a concursos públicos de un solo edificio donde no tendrían las manos tan atadas. La realidad es que tenemos muy buenos edificios, – se podría decir que España es una de las cabezas visibles, con arquitectos de auténtico prestigio – , pero no se ha hecho excesivo caso al tema de la vivienda y mucho menos a la vivienda social o al urbanismo.

    Respecto a los promotores, simplemente se han aprovechado del sistema. Ellos, en general no piensan por el bien común, sino por sus intereses principalmente económicos, y hasta cierto punto es normal y tiene su sentido. El problema es que el sistema estaba montado para que fácilmente las promotoras se animasen a hacer cientos de viviendas, mazicando todo cuanto se pusiese a su paso, sabiendo que el riesgo económico era pequeño. Pequeño hasta que de repente ha sido demasiado grande, y en muchos casos les ha llevado a la quiebra.

    Y al por qué la gente no exige mejor urbanismo. Creemos que el problema está en que la gente quiere lo que ve, y lo que ve en la mayoría de los casos ha sido bastante poco afortunado. No hay cultura de urbanismo, ni de ciudad, ni siquiera de arquitectura.
    Es un problema de distancia entre técnicos y usuarios. Quizás como bien dice Juan Carlos, de lo que sí que podemos seguir aprendiendo es de las estrategias propagandísticas y educativas de la arquitectura moderna. A partir de ahí se puede hacer muchísimo, para empezar con los más pequeños, que en cuatro días serán los nuevos usuarios y si realmente llegan a adultos con la preparación adecuada, podrán reclamar sus derechos de urbanismo y arquitectura digna para todos.

    Eso sí, estás respuestas son parciales y lógicamente subjetivas, pero seguimos creyendo que las preguntas son claves para seguir con un debate abierto que se puede enfocar desde muchos puntos de vista.

    De todas formas, aunque comprendemos el poco optimismo de Ana, creemos que hay que seguir luchando y metiendo ruido, para que desde plataformas como La Ciudad Viva, se pueda poner un granito de arena por un futuro mejor.

  16. Matías dice:

    Chicos, los felicito por las ganas, energía y múltiples apariciones. Agregando a lo que se dijo del Movimiento Moderno, considero muy valiosas algunas de las “respuestas” que dieron, tales como la distinción entre necesidades reales y superfluas, a la hora de hacer vivienda, o la de auto convocarse para acordar un plan y tratar de llevarlo adelante (más allá de los problemas que tuviese el mismo). Así como se mencionó, se trata de un tejido y entretejido complejo, en él valdrá la selección con criterio, más que el borrón y cuenta nueva que suele llevar a repetir errores. Me quedé con las ganas de la respuesta ¿Ustedes tampoco la tienen?

  17. stepienybarno dice:

    Completamente de acuerdo con las apreciaciones que comparte con todos nosotros Guille, y no podemos hacer otra cosa que aplaudir la iniciativa de la creación de grupoproximo. Que por lo que hemos visto en la web, nace con la sana intención de acortar la distancia que separa a los proyectistas de la propia sociedad. De esto mismo, también se está hablando en otros post de La Ciudad Viva y sus respectivos comentarios, y parece que es uno de los temas fundamentales que tenemos actualmente entre manos.

    Respecto a la petición de Matías para que nos animemos a responder a las preguntas, mucho nos tememos que va a ser imposible. De momento, estamos intentando plantear alguna pregunta con cierto sentido para ver si entre todos conseguimos encontrar las claves de cuáles son los pasos a seguir para tener ciudades un poco más humanas.

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía