La ciudad viva


Está en: Inicio > Blog


Open Building en el s.XXI, Israel Nagore

por Israel Nagore — Miércoles, 27 de octubre de 2010

Nuestra sociedad cambia, los modelos de vida y nuestras necesidades se tranforman, al mismo tiempo que las tecnologías y medios de los que disponemos mejoran; pero ¿podemos afirmar que nuestras viviendas hayan evolucionado, y sepan dar respuesta a estos cambios proponiendo alternativas a los métodos constructivos y procedimientos “convencionales”?.

La realidad es que la diversidad de los programas de ocupación y los variados sistemas de vida que conviven en la sociedad actual tanto en Europa como en España en concreto, no encuentran respuesta en la oferta de vivienda existente en la actualidad, que aparece como un producto acabado ajeno a las necesidades del consumidor.

A continuación se analizan algunos de estos cambios sociales, proponiendo posibles alternativas al diseño convencional de viviendas que pueden dar respuesta a estas nuevas necesidades.

Cambios en los modelos de familia y usuarios.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que en ninguna época anterior, salvo en los  periodos bélicos, los modelos de familia existentes y sus formas de comportamiento han experimentado tantos cambios y de una manera tan rápida.

Nuestra sociedad tiende a la individualización y diversificación. De la familia “tradicional” de la sociedad moderna, caracterizada por ser extensa, amplia y compleja en sus funciones se ha pasado a una familia más pequeña y simple, donde hay una disolución del grupo doméstico surgiendo la familia mínima, individual y privada.

Además, en la actualidad, la sociedad  europea se está volviendo mucho más dinámica. Las personas cambian de trabajo a menudo y con ello también cambia su entorno habitable. El curso de la vida de una persona ya no sigue una línea previsible, sino que está conformado por etapas discontinuas de educación, trabajo, vida en familia, etc…en las que las posibilidades de cambio deben ser también contempladas.

En este sentido, el modelo de vivienda del siglo XXI, tiene que ser capaz de  adaptarse a los nuevos tiempos, a la demanda y a las expectativas de esta sociedad heterogénea, en la que cada persona piensa y actúa de una manera diferente,en la que cada individuo tiene sus propios gustos e intereses, y en la que, desde el punto de vista de la vivienda, existe una gran diversidad de modelos de familias y usuarios: numerosas, parejas con hijo único, parejas sin hijos, pisos de estudiantes, familias momoparentales,pisos para personas mayores…

Esta nueva tipología de vivienda debe ser capaz de responder a cada uno de estos modelos, asegurando una tipología flexible, abierta a cambios y a distintos programas habitacionales y funcionales. Ya no existe un modo de vida común o un modelo social claro. Las casas deben ser espacios neutros, que puedan llegar a ser atractivas para diferentes grupos sociales y, de esta manera, aumentar su valor en el mercado.Esta capacidad de adaptabilidad asegurará la vigencia de la tipología a largo plazo, y su posibilidad de transformación y evolución en el tiempo, consiguiendo así un modelo de vivienda sostenible.

Envejecimiento de la población. Personas con discapacidad.

Durante los últimos años, en la sociedad europea se ha producido un aumento significativo de la proporción de personas con discapacidad física. El 14,5% de la población en Europa (9% en España), sufre algún tipo de discapacidad. Estudios demográficos demuestran que esta proporción va a incrementarse durante los próximos años.

Muchas de estas personas con discapacidad todavía viven en sus viviendas y desean continuar allí.Sin embargo,la mayoría de estos pisos no están debidamente adaptados ni cumplen los requerimientos mínimos de accesibilidad, dimensiones adecuadas etc….Según estudios realizados en España, el 51,5% de las personas con discapacidad manifiestan tener dificultad para desenvolverse con normalidad en su vivienda o edificio. Estas cifras aumentan a las dos terceras partes en el grupo de edad de 80 y más años. En este sentido, la idea de la vivienda como un espacio neutro y adaptable también parece razonable.

Proyecto “Multifunk” by Ana Architects. Amsterdam

Las nuevas tecnologías. Oficinas-Vivienda.

Con la incipiente aparición de las nuevas tecnologías de la telecomunicación (internet), las distancias entre el trabajo y la vivienda se están acortando. Nuevas formas de trabajo desde casa, freelancing, cursos de aprendizaje a distancia, etc…están adquiriendo una gran importancia. El teletrabajo se extiende cada vez más y en el futuro será una práctica frecuente realizar gran parte de la jornada laboral desde casa, todo ello con el consiguiente efecto positivo sobre el medio ambiente.

Esto plantea la necesidad de edificios neutros,híbridos-multifuncionales, capaces de albergar ambas actividades, con el consiguiente cambio en los modelos de construcción.La flexibilidad de estos edificios se conseguirá por medio del “sobre-dimensionado” de la estructura de carga y de las dimensiones espaciales. De esta forma, los muros de carga de los cerramientos exteriores ofrecen una total libertad en el interior. Para crear más flexibilidad, el conjunto forjado adquiere más importancia.El suelo registrable permite la integración de todos los conductos y ofrece una gran flexibilidad en la situación y transformación de aseos y baños.

Existen edificios construidos con estos principios en Centroeuropa., “Multifunk project” (Amsterdam.

ANA architecten) y UFO Loft (Frankfurt and Main. Dietz-Joppien Architekten) son algunos ejemplos.

Suelo Técnico para viviendas.Ignacio Paricio-Carlos Ferrater.Construmat 2005

Las Teorías de John Habraken y su vigencia en la actualidad.

“...porque ¿cómo van a predeterminarse necesidades que sólo se harán evidentes con la actividad del individuo que hay que alojar?John Habraken.“Supports: an alternative to mass housing.

El estudio de la flexibilidad y adaptabilidad en la vivienda tiene una larga historia. De hecho, fue uno de los grandes tópicos del movimiento Moderno a principios del siglo XX, y en los últimos veinte años ha vuelto a adquirir importancia. Durante este tiempo, la aportación de mayor influencia en este campo fue la “teoría de los soportes”, que elaboró John Habraken en Holanda en los años sesenta.

En el contexto de la posguerra y la homogeneidad de la vivienda masiva como producto repetitivo y acabado, las teorías de Habraken se basaban en un principio fundamental: separar aquello inamovible,fijo y colectivo que hay en un edificio de vivienda –lo que depende estrictamente de la normativa, la estructura, las instalaciones y las aberturas–,es decir, el soporte (“basebulding”), de lo que puede ser transformable y puede depender del usuario, como las divisiones interiores, los armarios o las cocinas y los baños, es decir, las unidades separables o relleno (infill).De esta forma, la diversidad tipológica, la posibilidad de cambio o transformación y la participación del usuario en el proceso del alojamiento, pueden ser incluidos en todo edificio de vivienda colectiva.

Del mismo modo, la separación de estos dos “niveles de control” y la necesidad del equipamiento de estas unidades separables, permite la aparición de un nuevo mercado.Este mercado se basará en la industrialización de sus componentes, una industrialización abierta en la que el usuario tenga una posibilidad de elección.

A partir estas teorías se creó en 1964 el SAR (Stichting Architecten Research), que, dirigido por Habraken, se dedicó a la investigación y el estudio de estas teorías hasta los años noventa.

En 1992, la trayectoria del SAR, que se había dedicado exclusivamente a la investigación, se dio por concluida y se creó una nueva organización llamada Open Bulding. En la actualidad Open Bulding es una red de relaciones entre diversas iniciativas en países como Holanda, Japón, China o Estados Unidos que promueve la realización de proyectos por todo el mundo, al mismo tiempo que continúa la labor investigadora.

La industrialización como medio para la personalización de la vivienda.

Next 21. Osaka Japón.  Proyecto Soporte-relleno

Next 21. Osaka Japón.Proyecto Soporte-relleno

El futuro de la edificación y de la vivienda en concreto, pasa en gran medida por la industrialización  y la sistematización de sus componentes.Desde el punto de vista técnico, la vivienda del futuro deberá dividirse en partes (sub-componentes), que puedan instalarse, cambiarse o remplazarse con facilidad, evitando problemas de “interfaz” y sin afectar a los otros subsistemas. Esto aportará varias ventajas:

-Por un lado los procesos de industrialización reducirán los plazos de ejecución y abaratarán los costes de producción de la vivienda.

- Esta posibilidad de cambio de los componentes permitirá remplazar una pieza o un subsistema si  queda obsoleto o no funciona, asegurando la vigencia de la vivienda a largo plazo.

- La “estandarización flexible”,posibilitará la elección de cada uno de estos componentes y por lo tanto facilitará la personalización de la vivienda.El ejemplo más claro es el automóvil, que siendo también un producto complejo, su producción sistematizada permite la capacidad de elección y personalización para el usuario. Si vamos a comprar un coche a un concesionario, tenemos posibilidad de elegir: el modelo de coche, la gama -alta, media, baja-, el color, si es 3 ó 5 puertas, la tapicería, el tipo de asientos, las llantas  etc.. Sin embargo esta posibilidad de elección no existe en el mercado actual de la vivienda que ofrece productos acabados ajenos al usuario.

Si podemos personalizar y tomar decisiones sobre nuestros coches, ¿por qué no sobre nuestras viviendas?.Porque al fin y al cabo, un coche tiene una función concreta muy básica, transportarnos, pero una vivienda es el reflejo de nuestros hábitos cotidianos, de nuestros actos más íntimos y contiene por lo menos toda una vida.

Viviendas Wolluvé St.Lambert  de Lucien Kroll

Viviendas Wolluvé St.Lambert de Lucien Kroll

Ejemplos de industrialización  abierta.  Referencias:

-“Supports: an alternative to mass housing”. N. John Habraken.

-“La vivienda contemporánea. Programa y tecnología”. Ignacio Paricio.

-“Flexible Housing Types” Sigrid Loch.

-“Time Based Architecture” Bernard Leupen.

-“John Habraken y el sistema de los ‘soportes’”Artículo de la Vanguardia.Josep Maria Montaner-Zaida Muxi. 2008.

-”Densidad II”Revista A+T 20.

Articulo enviado a La Ciudad Viva por Israel Nagore, arquitecto.

comparte:
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (22 votos, media: 4,59 sobre 5)
Loading ... Loading ...

19 comentarios a “Open Building en el s.XXI, Israel Nagore”

  1. Tweets that mention Open Building en el s.XXI, Israel Nagore « La Ciudad Viva -- Topsy.com dice:

    [...] This post was mentioned on Twitter by Ethel Baraona Pohl, La Ciudad Viva and Eva Chacón, cómo crear historias. cómo crear historias said: Leyendo > RT @laciudadviva: "Open Building en el s.XXI" artículo enviado por Israel Nagore para laciudadviva | abierto http://is.gd/glTRy [...]

  2. SUJU dice:

    Muy interesante Israel.
    Me ha gustado mucho la relación que estableces entre los cambios en la sociedad, modelos de vida, etc, -que generalmente se plantean para modelos de nuevas formas de hacer ciudad- y la vivienda, unas de las bases de la ciudad.

    Muy bueno el análisis que haces de lo que significan estos cambios para la vivienda y cómo se puede traducir en un nuevo modelo de vivienda.

    Felicitaciones por el post!

  3. Txema dice:

    Me ha parecido muy interesate el artículo.

    Respecto a lo de vivienda flexible, creo que habría que valorar si la sociedad está preparada para aceptar el incremento en el coste de la vivienda que se derivaría de su flexibilidad.

    Creo que las particiones de cartón-yeso de hoy en día son un gran avance en las técnicas de construcción, ya que, en cierto modo, posibilita la flexibilidad. El siguiente paso sería un sistema de paredes móviles con una serie de alternativas de vivienda posibles.

    En cuanto a los edificios híbridos y multifuncionales, tengo mis dudas, ya que estos edificios suelen plantear siempre el problema de compatibilidad de usos. A nadie le importaría que le pusieran una panadería en el mismo edificio (uso hostelero) pero, quizás un bar fuera diferente, incluso estando perfectamente insonorizado.

  4. mlp dice:

    Interesante reflexión. Es cierto que la vivienda debería cambiar al mismo ritmo que la sociedad. Seguimos basándolas en unidades familiares obsoletas y estables. Hace falta incorporar la flexibilidad, tanto en su adquisición como en su distribución.

    Pero me temo que por ahora es una utopía. La adquisición de una vivienda supone un gran esfuerzo económico y se incrementaría con el costo de la flexibilidad, una flexibilidad que no es necesaria si optamos por el alquiler, ya que ¿para qué correr con el gasto de un espacio flexible si puedo moverme a otro espacio más barato que ya tiene lo que necesito?

    En cuanto a la distribución, hay muchas maneras de flexibilizar un espacio: particiones móviles, suelos técnicos, mobiliario…Y muchos ejemplos de espacios que las poseen que siempre son usados de la misma manera. Las razones son varias: desconocimiento, pereza, coste, etc. Siendo objetivos, hasta ahora pocos espacios flexibles se usan exitosamente salvo los dedicados a oficinas o exposiciones. El usuario quiere cambiar, pero al mismo tiempo no le gustan los cambios. Lo que hace falta es convencerlo para que lo haga.

    Equiparando la reflexión al mundo del trasporte ya mencionado, es como comprarse una bicicleta plegable y nunca doblarla. ¿Es rentable el gasto si el usuario no la va a utilizar como es debido?

  5. Ana dice:

    Muy bueno el planteamiento y la reflexión sobre la vivienda…, es el futuro, está claro, y constructivamente es complicado y caro en el inicio, pero muy interesante a la larga…
    -enhorabuena por el post!!!

  6. Salvador Martin Gautier dice:

    La vivienda “crecedera” es una “Tipología” muy desarrollada en Canarias, y supongo que en otras regiones. Es la vivienda que va creciendo, a medida que los hijos se van casando, Crece y va formando un patio, o la “casa terrera” crece en altura, incluso sobre otra casa, de un vecino que cede o vende derecho de vuelo, etc.
    Otro parecido con lo que se plantea es la casa “sin acabar”. Las Normas de Habitabilidad solo obligaban a tener puerta con la calle y en el cuarto de baño. y con la crisis, una salida para tanta obra parada, es la venta sin acabar, solo lo básico, y lo demás lo acaba el propietario con el paso del tiempo y según necesidades.
    Todo es posible.

  7. Israel dice:

    Efectivamente esta aproximación a la vivienda requiere una inversión inicial extra por parte del promotor.Sinembargo,estudios comparativos entre “proyecto Open Building” y “proyecto convencional”que analizan la vida útil del edificio,demuestran que este tipo de proyectos ofrecen ventajas económicas significativas a largo plazo.
    También es cierto que hay edificios en los que inicialmente se invirtió en adaptabilidad, pero posteriormente los cambios no se produjeron,siendo la inversión un fracaso.Creo que los arquitectos que han tenido éxito con este tema han sabido entender que es necesaria una aproximación multidisciplinar, en la que exista cooperación entre constructor,promotor,usuarios,y arquitecto.
    Como comenta Mlp, este tipo de actuaciones deberían de ir acompañadas también de un “manual de recomendaciones”para el usuario,con explicaciones muy claras sobre las posibilidades que ofrece el proyecto, como acabarlo,como ampliarlo,como usarlo.Creo que “la Panadería arquitectos” están haciendo un trabajo de investigación en esta línea.
    El tema está directamente relacionado también con el modelo de gestión de la vivienda.La realidad es que un promotor privado nunca va a estar interesado en invertir en el proceso de vida útil del edificio,y se va a preocupar únicamente del precio de venta de las viviendas.
    En relación a esto,también conviene diferenciar entre flexibilidad a lo largo del tiempo y flexibilidad (participación)de cara a una primera ocupación de la vivienda.Lo primero requiere una inversión extra y está ligado a la técnica (industrialización), lo segundo no necesariamente.
    En relación a la participación existen algunos proyectos en España interesantes como las viviendas en Alcalá de “La Panaderia arqutiectos” o las Vpo en Vitoria de Cooperactiva.En estos proyectos se plantea una unidad base a partir de la cual el usuario elige entre varias opciones (distribuciones)según sus necesidades.Aunque es cierto que en estos proyectos hizo falta un esfuerzo extra de gestión y organización de las partes implicadas(usuarios-promotor-arquitectos),no supusieron un coste añadido inicial y fueron realizados en construcción tradicional.
    Creo sinceramente que esta segunda aproximación no está tan lejos de la realidad,y podría ser incorporada de forma relativamente fácil a la práctica habitual de las administraciones(igual soy muy ingenuo).De esta forma se ofrecería una vivienda que es el que la sociedad realmente demanda,consiguiendo la satisfacción residencial y evitando reformas post-ocupación que siempre son más costosas.
    Estoy totalmente de acuerdo con MLP en que el alquiler puede ser también otra alternativa.Para esto sería necesario disponer de un parque en vivienda en alquiler que ofreciera variedad tipológica, y una demanda menos conservadora y estancada en la propiedad como existe en España.
    Txema, en cuanto a los edificios multifuncionales estoy de acuerdo que habría que considerar la compatibilidad de usos.En cualquier caso no me refería sólo a la mezcla de usos de forma simultánea,sino a la capacidad de un edificio para albergar distintas funciones con el paso del tiempo.Las viviendas del ensanche de Barcelona,los lofts newyorkinos o las casas de los canales de Amsterdam etc..son algunos ejemplos.Creo que sería interesante estudiar las características de estos edificios y descubrir porque responden mejor que otros al factor cambio y al paso del tiempo.

    Muchas gracias a todos por las aportaciones de verdad,me ayudan mucho a reflexionar sobre el tema.Enhorabuena a la ciudad viva y la Junta por esta iniciativa.Ojalá algún día en Navarra hagamos algo parecido.

    Saludos

  8. dmgrande dice:

    Enhorabuena Isra, gran artículo.
    No solo arquitectos deberían reflexionar sobre el tema de la vivienda, todos estamos invitados, en tanto que cada uno la interpretamos de una manera diferente.

    Normalmente las apologías al sentido común suelen derivar en grandes polémicas.

    Por qué socialmente es casi imperativa la adquisición de una vivienda en propiedad, aunque nuestros ingresos no lo permitan? la cuenta vivienda que caduca, el hecho de tener vivienda propia, qué dirán si sigo de alquiler en pasados los treinta…creo que hay una tendencia inconsciente en la sociedad española que nos lleva a hacer cosas sin pensar. Sí, siempre ha sido así. Puede que continuemos siendo una sociedad tradicionalista y el “por qué no?”, imponga demasiado respeto en general. El alquiler podia ser una solucion para salir del paso hasta tener una minima idea de qué es exactamente lo que uno necesita dada la escasa oferta tipológica existente, vuelvo a recalcar, en general.
    Puede que sea una apología inocente del alquiler… pero la idea absurda de comprar piso porque sí de estos últimos años mira donde nos ha llevado (más allá de la flexibilad tipológica…)

    pd. Aprovecha la estancia por Holanda y el próximo post acerca de la ciudad expontánea o que?

  9. Israel dice:

    Me anima mucho tu optimismo Salvador.
    No sabía que la vivienda inacabada-progresiva fuera una práctica común en Canarias,me interesaría mucho saber como funciona exactamente allí.
    Sería otra opción que podría englobarse dentro del concepto Open Building.Una unidad base que puede ser completada por el usuario con el paso del tiempo según sus necesidades y situación económica(muy importante esto útlimo).Adjunto post del blog en el que ya se trató el tema.
    http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=1607 Las viviendas de alcalá de la Panadería arquitectos,también van en esta línea (vivienda como proceso).
    El problema de estas iniciativas es que es de lo menos políticamente correcto que puede haber.Tiene muy mala prensa que un político entregue unas viviendas sin acabar, con el suelo de hormigón,o sin pintar.Lo dice Aravena hablando sobre el Elemental Chile en su entrevista en la entrevista con Stepienybarno.
    http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=6963
    Creo que en un contexto de crisis podemos aprender mucho de los países en vías de desarrollo,que están acostumbrados a trabajar en situaciones de necesidad.Seguramente no para copiar exactamente lo que hacen,sino para adaptarlo a nuestra situación.Quizá así en lugar de hacer 20 vpos azulejadas hasta el techo podríamos hacer 25 sin acabar del todo(vuelvo a ser ingenuo).Habría que ver también como reaccionarían los usuarios a la venta de estas viviendas.Hay temas culturales detrás.
    Lo primero que tendría que cambiar en Navarra para hacer algo así sería la normativa.Creo que en Andalucía la normativa ya se han dado pasos en este sentido y la normativa permite una mayor flexibilidad.

  10. JAP dice:

    En primer lugar, no soy arquitecto, mi mundo es la informática, por lo que paso mis comentarios basados en el sentido común:
    1- El artículo es interesante y bien estructurado.
    2- Me gusta observar el comportamiento y la evolución de un sector en otro. Pongo un ejemplo para explicarlo; en un principio los sistemas informáticos eran cerrados o también llamados “propietarios”. Hemos visto cómo la informática industrial ha ido por los mismos pasos que la ofimática: estandarización, sistemas abiertos, Open Software… Si vemos como se comportan los sectores y los mercados, el concepto Open Building se impondrá a buen seguro.
    3- Me ha parecido curioso ver el suelo técnico se aplique a viviendas, solución que se utiliza en instalaciones informáticas desde hace más de 40 años.
    4- La tecnología desde siempre se ha incorporado a la vivienda como un elemento más de confort: electricidad, ascensor, agua caliente, calefacción, aire acondicionado… ¿Por qué no la individualización?
    5- Una cosa es la individualización interna de la vivienda, que puede resolverse técnicamente; pero no me hago la idea de la individualización de la fachada exterior.
    6- Si para conseguir la individualización de la vivienda el destino es la industrialización y la tecnificación. ¿Qué pasará con la estética? ¿Acaso el edificio no es un elemento ornamental urbanístico? Los edificios son parte de las ciudades e identifican a las mismas.
    7- Es frustrante y me ha defraudado la foto de las Viviendas de Lucien Kroll, es lo más parecido al caos de una ciudad árabe, véase por ejemplo un barrio de El Cairo. Tal vez yo sea demasiado convencional pero el resultado no me gusta, está más cerca de la anarquía que de la libertad
    8- No estoy de acuerdo con mlp sobre la rentabilidad y con el ejemplo de la bicicleta plegable, hay soluciones prácticas que el mercado las impone. Ejemplos de la vida cotidiana: Los ordenadores portátiles, hoy se venden más portátiles que ordenadores de mesa, teléfonos móviles se imponen claramente a los fijos. Cuando exista y se conozca las virtudes de la individualización de la vivienda se impondrá, no por el coste, sino porque lo demandan los usuarios. Al final los costes se reducen como ha ocurrido con portátiles y móviles, es la ley de mercado.

  11. José V. dice:

    Enhorabuena! Creo que es un artículo interesante a la vez que atrevido.

    Comparto totalmente contigo el hecho de la poca variedad de vivienda existente, de la que hay una serie de estereotipos a la que la mayoría de las personas nos vemos abocados. Teniendo en cuenta que la vivienda es la mayor inversión para la mayoría de las familias, ¿por qué podemos configurarla al igual que hacemos con los coches?

    Pienso que una linea a trabajar por administraciones y promotores como “vivienda de futuro” la creación de contenedores o unidades habitacionales en las que, siguiendo el ejemplo de Lucien Kroll, cada habitante o cada familia pueda diseñar su vivienda ideal. Estos contenedores pueden ser espacios en los que a partir de unas “reglas comunes” basadas principalmente en el posicionamiento de los puntos o nucleos fijos de servicios (accesos, conexión de infraestructuras,…) cada cual pueda libremente “crear” su vivienda ideal como consecuencia de la unión, substracción, superposición de estos contenedores situado por ejemplo a modo de celdilla (panal).
    Sería algo similar a lo que ha ocurrido con los edificios destinados a oficinas (para los que se construye metros cuadrados de estructura -pilares y forjados- en altura) donde cada uno pueda comprar la superficie o volúmen que necesite.

    Hasta el momento únicamente las personas que han optado por la autopromoción de vivienda nueva o la rehabilitación de vivienda construida han conseguido diseñar su espacio habitacional ideal, la vivienda de sus sueños.

    Estamos en un momento en el que debemos pensar en un mercado inmobiiario de oferta variada en vez del mercado de demanda al que hemos asistido cuando todo se vendía.

    Mucho ánimo y a seguir trabajando en esta línea.

  12. Enrique dice:

    Me parece imprescindible en el momento en el que estamos, dominado por una importante crisis ecómica, quizás con mayor fuerza aún que por un cambio social, que se aporten ideas tan innovadores como la de israel.

    Estoy de acuerdo en todo menos en una cosa: creo que lo que depende de la normativa no puede ser algo “fijo e inamovible”. La normativa debe estar también orientada desde un concepto de flexibilidad, sobre todo cuando se trata de intervenir sobre edificios ya existentes.

    Quizás por esa línea de trabajo se puede también avanzar con el mismo carácter innovador que lo hace Israel en su brillante artículo.

    Enrique

  13. Israel dice:

    Muchas gracias por vuestras aportaciones que sirven para enriquecer el debate.Añado algunos comentarios en relación a vuestras opiniones.

    JAP,conviene aclarar que,aunque existen algunos ejemplos de aplicación de suelo técnico en viviendas,está lejos de ser una práctica común como ocurre en los edificios de oficinas.

    El debate técnica(industrialización)vs estética que planteas es muy apropiado.Parece interesante plantearse el porqué del desfase existente entre nuestra cultura post-industrial y las viviendas que habitamos.Nos encontramos rodeados de objetos industrializados totalmente sofisticados y complejos;electrodomésticos,móbiles,portátiles etc…,sin embargo seguimos produciendo inmuebles de ladrillo-hormigón más cerca de la viviendas de la pre-historia,que de cualquiera de estos productos.Mientras existen campos donde la innovación y avance son inherentes a su existencia,hay otros en donde, hasta que no aparece la necesidad,no se produce el cambio o la aceptación de lo nuevo frente a lo conocido.Es como si la vivienda formara parte de nuestro imaginario colectivo,-lo que hemos visto siempre y como lo hemos visto-,habiendo una especie de “rechazo cultural” a este cambio tecnológico.Esto ha pasado claramente con las particiones de cartón yeso,que hoy en día todavía no son una práctica consolidada,pese a las ventajas significativas que ofrecen frente a la tabiquería tradicional de ladrillo.

    En relación a las viviendas de Lucien Kroll,conozco más de un arquitecto que las considera como una referencia,aunque entiendo que la imagen puede resultar chocante.La construcción informal que se da en muchos países está efectivamente cerca de esta estética.Es curioso como un grupo de favelas,con todos los problemas de habitabilidad que tiene(que ojalá no existieran),es un ejemplo fantástico de personalización de la vivienda,y se acerca más a la idea de vivienda que reclamaba Habraken, que cualquier promoción de vpos que haya en España.Habraken hace siempre hincapié en la necesidad innata e irreprimible del ser humano de personalizar y colonizar su rededor,reclamando que la vivienda debería responder a esta cuestión.

    Seguramente,la separación fachada-interior que comentas es la solución más adecuada para una país desarrollado.Existen algunos ejemplos interesantes en este sentido también,una fachada que da imagen al edificio de cara a la ciudad, y un interior que incluye la variedad y personalización de la vivienda.

    Lo que comentas de libertad o anarquía es otra cuestión interesante y uno de los puntos de debate principales que se derivan de esta aproximación.¿Hasta donde llega la libertad del habitante?,¿nos creemos esto de todo el poder para los usuarios?,¿cual pasa a ser el role del arquitecto entonces?.Una opción alternativa más realista y por la que yo me decanto,es la posibilidad de elección entre diversas opciones de personalización.

    José,me gusta mucho tu propuesta de viviendas-panal,eres arquitecto¿no?.La comparación que haces con la forma de proceder de las oficinas es muy interesante(ocurre también con los centros comerciales).De hecho,estoy analizando en estos momentos algunos proyectos en la línea de lo que comentas,en los que las viviendas no se venden por número de dormitorios sino por metros cuadrados o volumen,pudiendo incluso crecer la vivienda en el tiempo.En España,debido a las limitaciones con las plusvalías que se generan del suelo,no es fácil construir una vivienda de edificabilidad variable.Sé que Ignacio Paricio lo intentó con unas viviendas en Barcelona, pero no se lo permitieron.

    Enrique,estoy de acuerdo en que la normativa debe ser flexible,no me expresé correctamente en el texto.Esto es algo que urge hacer en Navarra,revisar la normativa de vivienda de cara a conseguir una mayor flexibilidad.Quiero incluir para mi trabajo,un estudio de normativa comparada ente la legislación vigente en Navarra y las de otras comunidades autónomas,como Andalucía o Cataluña,que han ido dando pasos en este sentido.
    La aplicación de estos principios en casos de rehabilitación me parece otro campo a explorar.De hecho puede ser el futuro,porque la realidad es que edificios de nueva planta se van a construir pocos en los próximos años.

    Gracias a todos por vuestros ánimos.

  14. Stepienybarno dice:

    Lo primero de todo felicitar al Israel, por el excelente artículo y por el debate generado.

    Hace unos meses tuvimos la suerte de ver una charla de Lucien Kroll, y venia a tocar muchos de los temas que de los nos hablas. Sin duda, una referencia buenísima.

    Al hilo de esta personalización de la vivienda, también nos viene a la cabeza la figura de Hundertwasser.
    El arquitecto austriaco dejaba libertad al usuario, incluso a la hora de decidir cómo era su ventana particular y de que colores se pintaba. Quizás, pueda parecer excesivo, pero ante la falta de flexibilidad actual, es un soplo de aire fresco.

    Como bien dices, si los coches están tan personalizados, porqué no iban a estarlo las viviendas.

  15. Javier I dice:

    La idea es tan simple como sugestiva. La sociedad cambia, las formas de vida se diversifican, y la vivienda debe acomodarse a ellas.
    Está claro que la propuesta tiene futuro, ya que el comprador de una vivienda conoce perfectamente sus gustos y necesidades y, hasta la fecha, se ha de conformar con un patrón único, que en buena parte de los casos no puede conocer hasta que recibe las llaves. En el caso de los coches, al menos, dejan dar un paseo para probarlos…
    En un mercado en crisis como el de la construcción, no cabe duda de que los promotores deberán mejorar su oferta y escuchar a los compradores.

  16. Eduardo dice:

    Me asombra tu artículo. El contenido es interesante, innovador. En definitiva, estas hablando de flexibilidad, de libertad, de cambiar moldes y filosofías. Históricamente, esas evoluciones han sido casi siempre lentas y dificultosas. Sólo personas dedicadas plenamente, entregadas desde el esfuerzo y la ilusión han conseguido cambios. No soy arquitecto, pero admiro a las personas que queréis ayudar a otros y cambiar las cosas para mejor. Suerte a los que esteis detrás de esta iniciativa.

  17. Toño Cantabria dice:

    Enhorabuena ,Israel, por las reflexiones que planteas en cuanto a la flexibilidad y la pregunta que me hago para compartirla contigo es si no puede haber “colisión de actividades” en cuanto que en un entorno de viviendas puedan coexistir actividades de distintos gremios o sectores .
    Otro aspecto que me gustaría plantearte es si este tipo de vivienda permite estructuralmente proponer paneles corredera para aprovechar la iluminación en el arco solar a lo largo del día.
    Te felicito porque creo que pones tu grano de arena por una forma de vida mejor y mas coherente

  18. Ciro dice:

    Mi enhorabuena Israel, un post muy interesante que encima ha provocado un debate de gran calado.

    En esencia estoy de acuerdo con lo que se plantea acerca de los cambios que sufre la sociedad y la falta de adaptabilidad de la edificación a los mismos. En parte es comprensible que, hasta el día de hoy (máxime en España) se hiciesen los mínimos cambios y que los promotores no se adaptasen a estas necesidades. La burbuja en la que estábamos hacia que se vendiera todo y a fin de cuentas ese es el fin del promotor, vender mucho a la máxima rentabilidad. No creo en los cambios filantrópicos en los que alguien tiene opiniones en las que basa su empresa, si luego el mercado no le sigue. Ahora estamos en un punto de inflexión en el cual la coyuntura permite que las empresas evolucionen y una evolución lógica es hacia las necesidades de la sociedad. Por todo esto veo que a día de hoy, se pueden avanzar en pro del “open building” pero no por el concepto en si, sino por la oportunidad que encontramos al ver que las ventas se DEBEN adaptar a las necesidades, por lo que las necesidades hoy mandan al mercado, otrora esto era inviable.

    En la línea de muchas opiniones que he leído, es lógico que las viviendas sigan la idea de adaptabilidad al usuario que tienen los coches, muebles, incluso siguiendo la el símil informática-vivienda los sistemas ERP, ya que, como ya he mencionado, estamos en épocas de cambio, sobre todo si van unidas a minorización de costes (como comentáis en proyectos “sin acabar”). Lo que veo muy complicado es que la normativa sea flexible. Si dejamos una ley ambigua es un agujero negro para malas entendidos, por lo que este binomio (legal- flexible) lo veo muy complicado. Suficientes problemas hay con las interpretaciones de leyes que son rígidas como para platear sistemas legales laxos. Lo que si se puede pedir/exigir es que, como la sociedad ha cambiado e incluso estamos en un momento en el que los mercados también pueden hacerlo, la ley se adapte (manteniendo su rigidez).

    Me gustaría hacer especial hincapié a una opinión que me ha parecido interesante, no es lo mismo que los posibles compradores exijan viviendas flexibles y que acepten cambios, a que estos mismos utilicen estos cambios. En estos casos veo muy interesante la consolidación con el servicio postventa.

    Por último me gustaría platear una sub-tema dentro de todo lo comentado, trata sobre el proceso de adaptación de una vivienda estándar y rígida a una flexible (open building). Es muy interesante estudiar vivienda de nueva planta, pero veo fundamental fijarnos en este proceso, me explico. Muchas de las viviendas de los centros de ciudad se van a ir deshabitando (por una evolución lógica donde las personas mayores suelen ser las dueñas de estas casas). Son viviendas demasiado amplias y poco funcionales. Considero que el primero que se plantee el proceso de adaptación de este tipo de viviendas al open building con sistemas estandarizados, abrirá un campo muy interesante. Como idea, se compra vivienda grande y se hace un vaciado de compartimentaciones. Se alojan instalaciones en suelo técnico y techo registrable, se puede estudiar la opción de colocar raíles en el suelo para futuros tabiques y se vende a la espera de que el comprador finalice con el diseño de su propia casa en función de las necesidades.

    Un saludo a todos.
    Ciro

  19. Felix Maocho dice:

    [...] http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=7417 [...]

Deja un comentario


Los articulos publicados son responsabilidad del/os autor/es y no necesariamente refleja el pensamiento de la organización.

Logotipo de la Junta de Andalucía